Se alista panteón con nuevas fosas

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Para prevenirse ante una posible demanda del servicio, el cementerio municipal Juan de la Luz Enríquez se preparó con la apertura de 60 fosas para realizar inhumaciones durante el periodo que dura la pandemia del covid-19.

Lo anterior fue dado a conocer por el encargado del cementerio municipal, Camilo Boschetti, quien detalló que estos espacios están disponibles para ser ocupados de manera inmediata ya sea por una persona fallecida de coronavirus por otro padecimiento.

Indicó que estas acciones forman parte de los operativos y protocolos que están implementando a raíz de la pandemia del coronavirus.

El personal abrió 60 fosas, para que en caso de que se requieran los espacios por la pandemia se tengan y se proporcionen de manera inmediata.

Las fosas se abrieron en diversos puntos de la ciudad, en donde se encontraron espacios para su apertura.

“Ahorita tenemos abierta 60 fosas para cualquier emergencia, ya sea por muertes por covid u otros padecimientos”, comenté.

Avanzan los trabajos de ampliación y pavimentación del camino principal del cementerio municipal Juan de la Luz Enríquez. La obra quedará concluida en octubre para recibir a los visitantes en las festividades de Todos Santos.

Señala que esta obra inició en abril, pero ha ido avanzando de manera muy lenta debido a la situación de la pandemia y a las preparaciones que está haciendo el cementerio municipal para en caso de que se requieran inhumaciones de manera inmediata.

La obra consiste en la ampliación del camino principal del interior del cementerio, así como la pavimentación y electrificación del mismo.

Y es que actualmente el camino principal abarca desde la entrada principal hasta el monumento a Ignacio de la Llave; debido a que el cementerio es un lugar muy visitado se determinó invertir en esta obra.

El tramo que se está ampliando, pavimentando y electrificando es desde el monumento del general Ignacio de la llave hacia la puerta trasera del cementerio.

Esta obra se está trabajando con empleados del Ayuntamiento de Orizaba, aún con la pandemia del covid-19 no se ha parado y continúa en desarrollo.

“Antes de noviembre tiene que estar terminada esta obra, esperemos retomar para esas fechas las actividades”, comentó.

Explicó que la calle en donde se está haciendo anteriormente era muy angosta; y se vio la necesidad de ampliarla debido a que en las festividades de Todos Santos hay una gran afluencia de personas.

Ese tramo del camino estaba de terracería y únicamente se le había echado una capa de asbesto; ahora se está ampliando a los laterales para que se vea una calle mucho más esplendorosa y bonita.

El cementerio municipal se ha convertido en un atractivo turístico en la época de Todos Santos; estas fechas se han convertido en una gran fiesta de Orizaba.

Durante esos días el cementerio está abierto todo el día y es durante las noches cuando se colocan altares y ofrendas.