Pagarán 100% de salario si covid es riesgo de trabajo

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Si usted es trabajador y cuenta con IMSS, y contrae el virus del Covid-19, su incapacidad será pagada al 60 por ciento; sólo si califica como riesgo de trabajo es como se le pagará al cien por ciento.

Y es que el coronavirus es considerado una enfermedad general de contagio comunitario, por ello se le estará pagando al 60 por ciento de su salario base de cotización (SBC), y éste se paga a partir del cuarto día del inicio de la incapacidad y se puede prorrogar por más tiempo según sea necesario.

Es indispensable que el asegurado tenga cubiertas por lo menos cuatro cotizaciones semanales inmediatamente anteriores a la enfermedad o tratándose de colaboradores eventuales tener seis cotizaciones semanales en los últimos cuatro meses anteriores a la enfermedad, según lo marca la Ley del Seguro Social.

La incapacidad inicial sale como enfermedad general porque requiere de una calificación a través de Salud en el Trabajo, aquí se determina si es un riesgo laboral y es entonces cuando se les modifica el pago de la incapacidad.

La diferencia entre los trabajadores del IMSS y los trabajadores externos es que estos últimos tienen que ir al banco a cobrar su incapacidad, mientras que el trabajador IMSS recibe su nomina completamente normal y si hay un desajuste en la capacidad inicial en tanto se califique el riesgo de trabajo, ahí se les ajusta.

En tanto, a los trabajadores externos al IMSS, depende de la empresa, sus actividades y donde fue el contagio para ver si pasa como riesgo de trabajo porque salvo en los trabajadores de la salud, en esta etapa de la pandemia el contagio es más comunitario que empresarial.

Si al trabajador se la califica el Covid-19 como riesgo de trabajo recibirá un subsidio del 100 por ciento del SBC, se entera desde el primer día de incapacidad, igual por 14 días o más según los certificados emitidos y no se requieren semanas de cotización.

De acuerdo al IMSS, señala que médicos, enfermeras, personal de laboratorio y gabinete, asistentes médicos, de trabajo social, terapia respiratoria y dietología, servicio de intendencia, auxiliares de patología y cualquier otro puesto de trabajo que tenga contacto con pacientes en los servicios de consulta externa, urgencias, admisión continua y terapia intensiva; son actividades consideradas como riesgo de trabajo tanto en los integrantes del equipo de salud del sector público como del privado.

También serán considerados riesgo de trabajo aquellos trabajadores que demuestren haber estado expuestos a la infección del coronavirus en el ejercicio o con motivo de su trabajo, es decir, que cuentan con mayor riesgo de contagio que el de la población general; sobre todo si desempeñan en actividad laboral esencial como periodistas, personal de supermercados, farmacia, limpieza y demás actividades consideradas como esenciales.