Chicago quedaría fuera

Agencias

La ciudad de Chicago, que en el Mundial de 1994 tuvo el partido inaugural en el Soldier Field, esta vez no será sede en la Copa del Mundo 2026, cuando aún no esta definida la lista completa de ciudades que acojan el torneo.
Las 10 ciudades de Estados Unidos para la Copa Mundial 2026 siguen cambiando, pero Chicago quedó descartada oficialmente este lunes, según lo confirmó Colin Smith, jefe oficial de torneos y eventos de la FIFA, en conferencia de prensa telefónica.
La confirmación no sorprendió dado que desde el pasado mes el alcalde de la ciudad, Rahm Emanuel, ya lo había anunciado al explicar que el organismo de la Copa Mundial quería un cheque en blanco de los contribuyentes de la ciudad.
“Querían un cheque en blanco por parte de los contribuyentes, y dije que no se lo vamos a dar”, subrayó Emanuel. “Los demás deportes han dejado grandes dividendos a la ciudad, pero los del fútbol internacional querían que nosotros financiemos el evento y por eso dije que no”, explicó.
Por su parte, Dan Flynn, exdirector ejecutivo de la Federación de Fútbol de Estados Unidos, que forma parte del Comité Organizador del Mundial 2026, que también se va a disputar en México y Canadá, habló más ampliamente de los planes de trabajo que tiene el grupo encargado de definir la lista final de ciudades sede.
Entre las aspirantes están Nueva York, Boston, Los Angeles, Seattle, Houston y Dallas. Sin embargo, Smith dijo que no se puede proporcionar una fecha de cuándo estará la lista finalizada.
“Inicialmente planeamos que finalizaríamos el proceso de selección en la primavera del 2021”, declaró Smith. “Ahora, obviamente, eso se basó en que comenzamos en marzo y realizamos al menos, dos series de visitas de inspección este año para finalizar el proceso”.
Smith admitió que debido al COVID-19 “obviamente, ahora hemos tenido que retrasar eso. Es muy difícil dar una fecha final, porque todavía no sabemos con exactitud cuándo es la fecha de inicio”.

DECISIÓN
En cuanto a la decisión final, Flynn explicó que está en manos de la FIFA, aunque US Soccer hará sus aportes. También se adelantó que 80,000 espectadores es la capacidad mínima del campo que pueda acoger la gran final.