Regresan al banco con sana distancia

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

El cobro de pensiones en el banco generó filas que se extendían a cuadras de la sucursal; sin embargo, en esta ocasión los usuarios y los empleados de la sucursal establecieron la “sana distancia” para evitar un contagio de covid-19, medida necesaria debido a que la mayor parte de las personas son adultos mayores.
Con el objetivo de evitar aglomeraciones, el IMSS anunció que la población mayor de 60 años cobrará su pensión desde esta semana, esto además del adelanto de los recursos para quienes están inscritos en los programas federales para este mismo sector.
Esto provocó que decenas de personas de la tercera edad acudiera desde temprano a la sucursal bancaria ubicada en la avenida 3 entre calles 5 y 7 del centro de la ciudad, quienes esperaron algunas horas para recibir su dinero, ya que la presencia de usuarios se observó desde la apertura del banco y hasta después de mediodía.
De esta manera, la fila recorrió hasta en frente de los módulos de CFE, es decir, cerca de dos cuadras de personas que esperaron su turno, unos bajo la suerte de la sombra y otros soportando el calor del sol que les pegaba a plomo.
A diferencia de las ya conocidas situaciones de saturación fuera de los bancos, el personal salió para dar indicaciones y recordar la “sana distancia” para también canalizar a cada usuario a ventanilla según el tipo de trámite a realizar.

DATO
ESPACIO
De esta manera, evitando aglomeraciones, los trabajadores del banco también dispusieron del estacionamiento de la avenida 5 para que pudieran esperar a la sombra algunas personas de la tercera edad.