Llega de a poco la ‘normalidad’

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Orizaba, aún estando en riesgo máximo de la pandemia, ingresa hoy a una “nueva normalidad”. A partir de hoy, se acorta el cerco sanitario del Centro Histórico, dejando la libre circulación en el área de mercado Melchor Ocampo. Además, se abre el Poliforum Mier y Pesado aunque con restricciones, pues solo se abre el área de restaurantes.

De manera paulatina, en esta semana podrá abrir el sendero y ecoparque del Cerro del Borrego, el Paseo del Río Orizaba y los 500 escalones.

Sin embargo, se mantienen restricciones: no se abren los parques municipales ni espacios municipales como  Parque Castillo, Biori y Teleférico; se mantendrá el filtro sanitario del Centro Histórico, pero ahora abarcando menos cuadras.

En tanto, bares y cantinas, tendrán autorización para abrir y reiniciar labores siempre y cuando, cumplan con las medidas de certificación por parte de la Cofepris, Secretaría de Salud, IMSS y Secretaría del Trabajo. Protección Civil municipal y el área de bares y cantinas harán una supervisión para verificar físicamente que cumplan con los lineamientos, y sólo así podrán tener la apertura y funcionalidad al 25 por de su capacidad y con límite de horario.

Templos, casinos, iglesias y cines, abrirá hasta que Orizaba pase al semáforo naranja. Pero abrirán al 25 por ciento de su capacidad.

En tanto, gimnasios y escuelas de instrucción deportiva, también abrirán hasta que Orizaba pasé al semáforo naranja y siempre y cuando cumplan con todas las medidas preventivas dictadas por la autoridad.

Ayer, sesionó el Consejo Municipal de  Protección Civil de Orizaba, encabezado por el alcalde Igor Rojí López, quien destacó la importancia de mantener medidas restrictivas y preventivas ante el Covid-19. Sin embargo, reconoció que los diversos sectores necesitan reactivarse.

Con el consenso de los integrantes del Comité Municipal de PC, se aprobaron estas medidas que serán aplicables a partir de hoy, confiando en que pronto Orizaba migre al color naranja de la semaforización, pero sobre todo confiando en que los ciudadanos continúen asumiendo estas medidas.

Mantener la sana distancia y el uso del cubrebocas serán obligatorios, así como uso del gel antibacterial, pues son medidas que llegaron para quedarse.

Detalló que Orizaba ha sido ejemplo en el manejo de la pandemia; sin embargo, reiteró que es momento de que los ciudadanos asuman la responsabilidad y adopten las medidas restrictivas para evitar que el número de caso siga a la alza.

En el marco de la sesión, el alcalde hizo un recuento de todas las acciones que se han aplicado durante más de 100 días en donde el ayuntamiento de Orizaba le ha hecho frente a la pandemia.

Dichas acciones van desde la instalación de los filtros sanitarios a las entradas y salidas de la ciudad y el centro histórico; entrega de equipamiento a personal médico del IMSS y el Hospital Regional de Río Blanco; sanitización de mercados públicos; obligatoriedad del uso del cubrebocas; traslados para enfermos con coronavirus; entrega de despensas para sectores vulnerables y personas que se quedaron sin empleo; maquilación de 190 mil cubrebocas mismas que fueron entregados en los hogares orizabeños; así como la asignación de un vehículo para la recolección de desechos biológicos; la asignación de una unidad para el traslado de pacientes enfermos de coronavirus; una intensa campaña en radio, televisión y medios impresos sobre las medidas preventivas y restrictivas del coronavirus, tan sólo por citar algunas acciones.

Orizaba tiene que enfrentar una nueva realidad; muchos sectores se han visto afectados por todas estas medidas, que sin duda han servido para contener el número de casos en la pandemia.

Indicó que han detectado la operación de cantinas clandestinas, así como gimnasios clandestinos no sólo en Orizaba sino también en municipios aledaños en donde no hay tantas restricciones.

Ante esta situación se determinó que estos establecimientos regresen a sus actividades siempre y cuando cumplan con todas las medidas que solicitan las instituciones de los tres órdenes de gobierno.

“Lo que tenemos que hacer es entrar en la nueva normalidad como orizabeños, cumplir con la Cofepris, con la Secretaría del trabajo y con el Seguro Social a través de todos los trámites que hoy están pidiendo, y pedir a Protección Civil del ayuntamiento y a la Dirección de Desarrollo Económico una certificación para poder abrir, los que faltan por abrir qué son bares y cantinas, los restaurantes están abiertos, y gimnasios”, comentó.

Una vez que estos establecimientos cumplan con las regulaciones, el Ayuntamiento los dejará trabajar; a partir de estos días estará Protección Civil y Desarrollo Económico vigilando que esto se cumpla, pues quieren tener en un mejor control a los bares abiertos y vigilados, a que estén de manera clandestina.

La apertura será de manera paulatina y se dará conforme estos establecimientos se certifiquen, tendrán que operar en base a la regulación que emita la Secretaría de Salud y el Seguro Social, pues no van a abrir al 100 por ciento.

En tanto, señaló que el cerco del Centro Histórico a servido muchísimo y ha sido educativo para todos los ciudadanos y visitantes que llegan a Orizaba de municipios aledaños, pues se obligó a hacer uso del cubrebocas como requisito para poder ingresar a esta zona.

Debido a que ha habido un mayor control en el uso del cubrebocas, el cerco del Centro Histórico se mantendrá operando, pero se restringirá el área y se abrirán calles a la circulación.

“Vamos a abrir algunas partes, vamos a cortar en la Sur 3, la Sur 3 ya va a tener circulación; vamos a cortar también en la poniente 4, ya van a poder pasar por el Palacio de Hierro, por ejemplo todo alrededor del mercado Melchor Ocampo ya se va a poder circular. el cerco sanitario se mantendrá en la mera zona de la calle Madero con el parque Castillo Palacio de Hierro. Este nuevo cerco se utilizará a partir de hoy”, comentó.

En tanto los parques municipales y de las colonias continuarán cerrados. El Paseo del río,  el sendero y ecoparque del cerro del borrego y los 500 escalones, se van a abrir pero con adecuaciones sobre todo en lo relativo a la circulación, se pondrán carriles de circulación para que la gente vaya por una sola banqueta y regrese por otra. Se estima que en aproximadamente una semana ya se concluya esta señalética y se puedan abrir estos espacios.

Bajan ingresos propios

El ayuntamiento de Orizaba también ha resentido los estragos de la pandemia del covid-19, pues han disminuido el 90% de los ingresos propios.

Esto a raíz de que no están en funcionamiento algunos atractivos turísticos con costo como es el teleférico y el jardín botánico Biori; además de que se han dejado de hacer algunos trámites que propician ingresos a las arcas municipales.

El alcalde Igor Rojí López señaló que el 90% de los ingresos propios del ayuntamiento se cayeron.

El ayuntamiento ha hecho muchas acciones de ahorro de los recursos, por tanto el impacto de que se han bajado los ingresos propios es menor.

Indicó que las participaciones federales del mes de junio, no han llegado todavía a la ciudad y ese es un tema que sí preocupa.