Son maestros un sector vulnerable

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

En la zona de Orizaba, al menos dos de cada diez docentes están en condiciones de vulnerabilidad ante el Covid-19. Esto es porque son población de riesgo por edad avanzada, enfermedades crónico-degenerativas , sobrepeso y obesidad.
El regreso a clases torna complicado no solo por las vulnerabilidades de los docentes, sino porque hay escuelas que no cuentan ni siquiera con agua para aplicar la estrategia del lavado de manos.
Lo anterior fue dado a conocer por el Supervisor Escolar de la zona 023, Edgardo Odilon Martínez quien detalló que sí preocupa a los docentes el regreso a clases, no solo por la vulnerabilidad que tienen sino porque hay escuelas muy numerosas en matrícula o con espacios muy reducidos, y algunas, sobre todo las las comunidades, no tienen agua.
El 20 de julio los docentes retoman actividades de capacitación que serán a través de plataformas digitales.
Será hasta el 3 de agosto cuando los docentes se presenten a las escuelas para realizar labores de limpieza exhaustiva junto con los padres de familia, posteriormente se hará el proceso de inscripciones, para iniciar clases con los alumnos el 10 de agosto.
Sin embargo, existe miedo e incertidumbre entre el personal docente debido a que aún no se definen bien las estrategias para aplicar en el regreso a clases.
Aunado a las condiciones de vulnerabilidad de los docentes, cada escuela tendrá que definir en base a su número de alumnos, condiciones de sus instalaciones y el apoyo de los padres, las estrategias que se deben aplicar.
Sin embargo, se está consciente que el lavado de manos es indispensable, pero algunas escuelas de comunidades serranas se enfrentan al problema de la falta de agua.
Por tanto se tendrán que comprar tinacos para poder almacenar, o bien dotaciones de gel antibacterial para mantener desinfectadas las manos y las áreas de trabajo.
Así también se tendrán que diseñar estrategias para el recreo de los alumnos, dividiendo el tiempo y creando dos horarios para diversos grupos.
Explicó que hay incertidumbre y temor, pues la realidad a la que se van a enfrentar los docentes es hasta el momento desconocida, y será hasta el regreso a las aulas cuándo vean la magnitud del regreso.