Atoyac, entre las zonas de riesgo

AVC NOTICIAS

Xalapa.- A consecuencia de asentamientos irregulares permitidos por administraciones municipales y estatales pasadas, hay un promedio de 50 mil habitantes en los municipios de Atoyac, Veracruz, Xalapa, y Tlalnelhuayocan, con afectaciones por las lluvias, inundaciones, y deslaves, informó la secretaria de Protección Civil, Guadalupe Osorno Maldonado.
Lamentó que los ayuntamientos anteriores cedieron para que organizaciones invadieran terrenos en zonas irregulares de alto riesgo, los cuales no son legalizados según ella por “temas políticos”.
En entrevista, la secretaria dijo “es una situación de mucha corrupción, desatención, falta de visión a largo plazo, muchas veces llegan personas invaden terrenos con organizaciones, después se le regulariza por temas políticos, pero están en zona de riesgo, estamos trabajando con los municipios primero para que ya no ocurra”.
Agregó que aun cuando las autoridades del Gobierno Estatal han intentado solucionar el problema de asentamientos irregulares, se enfrenta a la situación de que es un área cómo ríos o playas, donde solo la federación puede intervenir.
“En muchos casos, la competencia está desdibujada, por ejemplo: en las riberas de los ríos es territorio federal, los ayuntamientos no impiden que se acerque la gente porque es territorio federal, ahí se pierde el tema de la competencia, estamos exhortando a los ayuntamientos a que ya no pase”, afirmó.
En el caso de viviendas construidas en zonas irregulares, dijo la secretaria, hay oportunidad de reubicar a algunas familias, pero muchos se niegan a abandonar sus espacios, que han hecho propios a través de los años.
“Se tendrá que llevar ahí un trabajo de atención, que quiera reubicarse, que también es uno de los temas que se nos dificultan, muchas veces tenemos para reubicar pero la persona no firma, porque no se quiere salir de su casa, es un tema complejo, evitar que siga pasando”, finalizó la funcionaria estatal, quien en días pasados estuvo recorriendo Potrero Nuevo para verificar los daños.