Abrazos a nuestro pueblo en su dolor: Episcopado

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Brindando ‘abrazos‘ mediante un comunicado en la actual crisis que atraviesa la población mexicana, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) señaló que a pesar de las medidas implementadas por las autoridades sanitarias la cifra de personas enfermas y fallecidas sigue en aumento, por lo que consideró que la pandemia ha evidenciado la necesidad de fortalecer el sistema de salud en el país.
Debido a los desafíos que se presentan para los mexicanos por la pandemia, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) extendió seis “abrazos” para las realidades más apremiantes del país que requieren unidad, concordia y paz.
Mediante un mensaje en su portal extendieron el documento denominado “Abrazar a nuestro pueblo en su dolor” en donde los obispos desearon compartir su “palabra profética y esperanzadora ante la compleja realidad que nos toca vivir y que trae consigo innumerables preguntas y profundos cambios”.
Mediante seis abrazos simbólicos y urgentes a los enfermos y vulnerables; a los pobres y desamparados; a los que sufren por la violencia; a la cultura democrática; a la comunidad educativa y a todo el pueblo de Dios también señalaron los retos para las autoridades.
“Ante esta realidad, para tener conciencia clara del alcance de la pandemia y sus consecuencias, es necesario que las autoridades civiles realicen todo el esfuerzo posible para proporcionar, información sólida y transparente sobre la extensión del contagio y su evolución, así como del número de muertes que causa. Por lo que será oportuno que la aplicación de pruebas sea amplia, constante y expedita”.
Los obispos exhortaron a la clase política y a los ciudadanos a eliminar todo discurso que promueva el odio, la división, la exclusión y que ahonde en la separación, fragmentación y rencor social.
El CEM indica en su pronunciamiento indica que pandemia ha evidenciado en nuestro país la necesidad de fortalecer el sistema de salud, la falta de insumos suficientes a los asistentes sanitarios, y la urgencia del acceso a los servicios de salud para todos.
“Así mismo, en esta circunstancia se ha hecho particularmente visible el papel insustituible de la familia y su capacidad extraordinaria para proporcionar cuidados a los enfermos y a los más vulnerables”.
La entidad religiosa refiere en su portal de que es momento de generar espacios de encuentro, diálogo, y consensos sociales, económicos y políticos con gobiernos, sociedad, iglesias, empresas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, comunidades e instituciones de todo tipo.

PIE

Atendiendo el llamado del Papa Francisco, en cada diócesis del país comenzaron a formarse los “capellans covid”, quienes, venciendo el miedo, aplican los santos óleos a los moribundos