Lo que se consume hoy en el mundo de las drogas

Carmen Lara
El Mundo de Orizaba

Además de las drogas ilícitas que se conocen como la marihuana y la cocaína, actualmente hay otras drogas, principalmente químicas y caseras que son mucho más dañinas.
Perdida del tejido, alucinaciones, taquicardia, insomnio, mareos, ataques de pánico, rasgos esquizofrénicos, adormecimiento en las zonas de aplicación, paros respiratorios, parkinsonismo, hipertensión, paro cardiaco, pérdida de cabello y piezas dentales, son algunos de los efectos colaterales que deja el consumo de drogas.
En la actualidad existen diversos tipos de drogas que se encuentran al alcance de todos los jóvenes, sin embargo, los daños que ocasionan en la salud son irreversibles que incluso te pueden llevar a la muerte.

El cocodril
El cocodril es considerado como la heroína de los pobres, es una droga que se comenzó a elaborar por el 2005 en Australia y se fue expandiendo por algunas el mundo.
Esta es una droga que se puede elaborar de forma casera, lo cual hace que sea mucho más barata. La primera vez que se identificó fue en la década de 1940 y se le denominó desomorfina.
Sin embargo, fue en el año 2000 cuando se comenzó a preparar de manera clandestina, existen varias formas de hacerlo, pero las técnicas más empleadas involucran el uso de un medicamento opioide que se utiliza para dolor.
“De acuerdo a las investigaciones una dosis puede costar de 2 mil pesos mexicanos, pero si la fabrican en casa, pueden hacer hasta 7 dosis por un precio de 500 pesos por todos los ingredientes”, señaló el químico farmacéutico biólogo Omar Alejandro Aceves.
Es por esto que cocodril, tiene el nombre de la heroína de los pobres, sin embargo, los riesgos son muy altos, pues al manejar tantos componentes químicos se ha observado que las personas que utilizan esta sustancia comienzan a perder tejido en las zonas donde se inyectan.
Esta pérdida del tejido se da por un proceso llamado en términos médicos “flebitis”; la cual es causada por la precipitación de proteínas a causa del hidróxido de sodio, lo cual conlleva a la pérdida del tejido, aseguró el químico.

Heroína
La heroína es una sustancia que se descubrió por accidente, pues en un principio se buscaba un medicamento que quitara el dolor, pero que no causara tanta adicción como la morfina.
Esta es una droga que se suministra de manera intravenosa, la cual es muy cara, el precio de una dosis oscila entre los mil 500 a 2 mil pesos, uno de los efectos tras la administración es el adormecimiento de las zonas en que se aplica, así como euforia o taquicardia.
“Los efectos colaterales de esta droga son insomnio, taquicardia, incluso una sobredosis puede llevar a un paro respiratorio, como efecto secundario también provoca estreñimiento”, aseguró Omar Alejandro Aceves, QFB.
El químico Aceves, detalló que las personas que consumen está droga pueden llegar a desarrollar esquizofrenia y problemas relacionados a la conducta, y en algunos casos una condición llamada parkinsonismo.
El parkinsonismo se genera tras la muerte de alrededor del 80 al 90 por ciento de las neuronas dopaminérgicas muertas y este daño no es reversible.

El cristal
El cristal es una droga sintética de tipo anfetamínico, ésta apareció entre 2006 y 2008, surgió debido a que México canceló el ingreso de barcos chinos con cargamento de pseudoefredina.
La pseudoefredina era un medicamento que se utilizaba para la gripa, sin embargo, una vez que llegaban a tierras mexicanas, los cargamentos de este medicamento eran robados para después utilizarla para la síntesis de metanfetaminas, por esta razón una vez que se canceló su ingreso al país, la gente buscó una alternativa para la droga y es cuando surge el cristal.
“Contiene muchas sustancias esta droga, algunos de los efectos que produce son estimulantes, por lo que las personas al consumirla se sienten eufóricos”, expresó Omar Alejandro Aceves, QFB.
El químico agregó que los efectos colaterales van desde la taquicardia, hipertensión, un paro cardiaco, pérdida de cabello y de las piezas dentales, apetito e incluso de peso también, por lo cual es muy fácil de identificar a una persona que consume esta droga.
Aceves, señaló que esta droga es la que mayor impacto tiene entre la población mexicana ya que en comparación a otras drogas es muy barata, pues la dosis puede costar de 70 a 100 pesos y una persona adicta puede consumir una dosis cada tercer día o hasta dos dosis diarias.

****Manejar aparte******

Daños psicológicos
El psicólogo Miguel Ángel Romero Ramos indicó que las drogas alteran la bioquímica del cerebro, afectando áreas importantes para el funcionamiento de la conducta del ser humano; generando daños en su salud tanto físicos como psicológicos.
Por lo cual son muy peligrosas para las personas, además de que muchas drogas presentan síndrome de abstinencia al dejar de consumirlas, en un intento de rehabilitación por cuenta propia.
Esto termina provocando malestares con base a sensaciones contrarias a lo que hace sentir la droga (excitación o calma), por lo que la persona experimenta síntomas que muchas veces los lleva a consumir de nuevo para evitar estos malestares.
“Al tener mucho tiempo consumiendo algún tipo de droga o haber consumido grandes cantidades de alguna sustancia, puede generar lecciones o problemas sin rehabilitación con los que tendrá que vivir toda su vida o incluso pueden llevarlo a la muerte”, argumentó el psicólogo.
Agregó que en algunos casos, la adicción rebasa la voluntad del adicto y en estos casos no podrá dejarla o rehabilitarse por cuenta propia, por lo que es indispensable un tratamiento médico y psicológico para su bienestar tanto físico como mental.

Nuevo mercado: la red
Acceder a la Deep Web es difícil e implica un alto riesgo debido a que es una red profunda dónde existe gente que muchas veces tiene conocimientos avanzados de informática, los cuales los utiliza para engañar a las personas.
Sobre todo con las drogas, pues ofertan precios baratos, mismos que enganchan a las personas adictas que acceden a comprarlas con el afán de satisfacer su consumo de estupefacientes sin saber si corre peligro o si lo que le están vendiendo es droga en realidad.
“Muchas veces la inexperiencia de los usuarios al entrar a la Deep Web, hace que omitan pasos sencillos para proteger su información, por no apagar micrófonos y cámaras, pues se han dado casos de extorsión o de robo de identidad”, explicó Jesus Castilo Franco, Ingeniero en Sistemas Computacionales.
Detalló que por lo regular detrás de esas páginas donde se ofertan precios de drogas extremadamente bajos, existen personas que se dedican al tráfico de personas, pero sobre todo al tráfico de órganos y trata de niños.
Recordó que existen páginas “fake”, de personas que se dedican a cometer actos delictivos y que cuentan con un amplio conocimiento en informática que inclusive llegan a detectar donde se encuentran su compradores en tiempo real.
Pero esto, no es algo que solo se de en la Deep Web, pues también se han dado casos que en páginas populares sea Facebook y Twitter la gente con palabras clave vende estupefacientes.
Sin embargo, al momento de verse para entregar la mercancía los secuestran o asaltan y en los peores casos les terminan vendiendo sustancias falsas las cuales pueden llegar a causar una muerte instantánea.