LMB está a la espera para jugar

Gabriel Quintana
El Mundo de Córdoba

La Liga Mexicana de Beisbol (LMB) se dice estar lista para acatar todas las normas de sanidad impuestas por las autoridades federales, con la intención de que la campaña 2020 arranque en el mes de agosto, en una temporada que promete ser histórica no sólo por la fecha en que arrancará sino también por todos los lineamientos que jugadores, aficionados y trabajadores de las distintas organizaciones deberán cumplir.
El primer paso será que el número de contagios disminuya notablemente para la primera semana de agosto, ya que el playballa se tiene contemplado el 7 del ya citado mes, o que en su defecto a curva no continúe en ascenso o de lo contrario no habrá beisbol en este año.
El siguiente paso será adoptar el ‘plan diamante’, el cual consiste en exigir a los jugadores no escupir en el terreno de juego. Un mal hábito que desgraciadamente ha caracterizado a los peloteros de distintas épocas. Otro aspecto a cuidar será que los aficionados podrán acceder a los diamantes, pero de una manera bastante limitada, incluyendo que sólo podrán ocupar el 30 por ciento de la capacidad de los mismos.
Otra de las situaciones que se evitarán en gran medida, es que los aficionados no podrán solicitar firma de autógrafos a los peloteros y estos últimos también tratarán de evitar generar lo mismo. Por otro lado los equipos serán limitados en cuanto la mercadotecnia de sus productos, sin embargo si la podrán realizar bajo algunas restricciones.
De igual manera la venta de alimentos en el estadio será una realidad, pero será aquí donde se extremaran precauciones, ya de preferencia no se deberá realizar el comercio de los alimentos.
A estas alturas la realidad es que se complicado que se ponga en marcha la Liga Mexicana de Béisbol, sin embargo tanto en peloteros como en la propia afición, existe mucho optimismo por que se ponga en marcha y cumplir al pie de la letra cada una de las demandas de las autoridades.

Pretemporada
La pretemporada arrancará en julio y se tiene contemplada que los peloteros reporten a sus distintos entrenamientos en la tercera semana del ya citado mes.