Es un peligro calle recién pavimentada

Antonio Arragán 
El Mundo de Córdoba 

Región.-La  carretera recién pavimentada Amatlán-La Patrona se convirtió en un riesgo para los habitantes, ya que denunciaron que los automovilistas circulan a más de 100 kilómetros por hora sobre la mancha urbana, debido a la falta de topes y el viernes una mujer fue atropellada por un motociclista y horas más tarde falleció.
Vecinos de esta localidad criticaron la falta de topes y reductores de velocidad, debido a que se les complica cruzar los carriles. Denunciaron que conductores circulan a exceso de velocidad y han generado una serie de accidentes, el último cobró la vida de una mujer
Vecinos señalaron que pedirán a las autoridades municipales coloque topes   en puntos estratégicos, debido a que cuando cruzan por la comunidad los operadores aceleran y ponen en riesgo la vida de los peatones quienes corren para cruzar los carriles y evitar ser atropellados.
“Han estado a punto de ocurrir varias desgracias, para cruzar la calle hay que correr, los choferes manejan como si fueran en la autopista, la falta de topes ya cobró su primera víctima, no queremos más accidentes, desde un principio pedimos topes, no fuimos escuchados y tenemos las primeras consecuencias”, señaló Mariana Herrera, afectada.
Uno de los vecinos donde ocurrió el accidente el pasado viernes y brindó primeros auxilios a la mujer que falleció, lamentó que los conductores circulen a más de 100 kilómetros por hora, aunque la obra no fue municipal, dijo que pedirán al Cabildo los reductores de velocidad o de lo contrario instalarán piedras en los carriles para que los automovilistas al pasar por La Patrona disminuyan la velocidad.