El fantasma del fraude electoral

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Si en la elección presidencial de 2018 ytodas las que se jugaron ese año las victorias fueron incuestionable en lamayoría de los casos y la sospecha de maniobras ilegales para incidir en elvoto se despejó ante las tendencias generadas por la inercia de Andrés ManuelLópez Obrador, el próximo año el escenario será diferente y el Presidente losabe.
De ambos lados la efervescencia política, laconfrontación abierta, los gobiernos de todos los niveles jugando su papel yhasta el crimen organizado buscará meter las manos en un proceso de muchosintereses ante las 15 gubernaturas que se van a renovar y en Veracruz los 212ayuntamientos y el Congreso estatal. Van a estar caldeados los ánimos y elárbitro electoral tendrá que aplicar medidas y tomar decisiones difíciles.
Al menos siete partidos federales de recientebuscan ser aprobados a principios de septiembre por el Instituto NacionalElectoral (INE) y cuatro nuevos partidoslocales que ya fueron avalados por la autoridad estatal se inclinarán haciaalgún bando, a pesar de que su lucha por el 3 por ciento para mantener suregistro será en solitario para sobrevivir y tener acceso a recursos públicos.
En México contamosactualmente con ocho partidos políticos nacionales, de éstos el más longevo esel PAN, fundado en 1939; le sigue el PRI que obtuvo con ese nombre el registroen 1946.
Después, en 1989 -conformadopor diferentes corrientes de izquierda- se formó el Partido de la RevoluciónDemocrática (PRD).
Transcurridos algunos años empezarona surgir los partidos “emergentes”, cuya característica es ir en coalición enlas contiendas electorales y esforzarse por mantener el registro, en estoscasos se encuentran el Partido del Trabajo (PT), que se fundó en 1991; elPartido Verde Ecologista de México (PVEM), que obtuvo su primer registro hasta1991, y Movimiento Ciudadano, que cumplió con los requisitos en 1997.
Los institutos más recientesson Morena y Encuentro Social, ambos fundados en 2014. Este último perdió su registro,pero sigue como aliado de Morena y PT, además de que ya pretende obtenerlonuevamente para participar en la contienda presidencial de 2024.
A ellos pretenden sumarselos partidos México Libre, del ex presidente Felipe Calderón y MargaritaZavala, así como Redes Sociales Progresistas, impulsado por la maestra ElbaEsther Gordillo, entre otros institutos que buscan el aval del INE.
En el estado de Veracruz, el partido Podemos, encabezado por FranciscoGarrido y Gonzalo Morgado Huesca, tendrá altas expectativas si logra reunirperfiles que conecten con los ciudadanos en una época donde hay evidentedesilusión por la política, aunada a la pandemia.
Morgado,expriista con la experiencia de recorrido todo el estado y conocer a los líderregionales, y Garrido con su habilidad de operación electoral tanto en elextinto Alternativa Veracruzana como en lo que fuera Convergencia por laDemocracia (hoy Movimiento Ciudadano), pueden hacer una buena mancuerna. Ahítambién se encuentran Juan Herrera Marín, Jorge González Azamar, FranciscoCastañeda, entre otros personas con larga carrera política.
Al tiempo, el partido “Todospor Veracruz” (TXVER), representado por el también ex diputado local JesúsVelázquez, y a quien se le atribuye tener junto la mano del diputado federalpriista y ex candidato a la gubernatura, Héctor Yunes Landa, quien también encabezala organización política, Alianza Generacional, tendrá de entradaelementos de experiencia que buscarán pelear la candidatura para la gubernaturade 2024, además de un padrón establecido por años, para maniobrar.
“Bienestar y JusticiaSocial”, ligado a la asociación política Cardenista, propiedad de AntonioLuna, quien ya le levantó la mano a gobernadores y candidatos tanto priistas comopanistas, verá hacia dónde se mueven las velas y le pintan mejor los terrenos.
En el caso de “UnidadCiudadana”, representado por la ex panista Cinthya Lobato, hija delreconocido político veracruzano José Luis Lobato Campos, buscará con su propia trayectoriaconstruir una plataforma que atraiga a mujeres y lograr con su carisma yexperiencia jalar ese reflector dominado aún por hombres.
Habrá muchas opciones paralos ciudadanos y esas alternativas también confusión, muchos partidos, muchomensajes, trampas y ofertas falsas. Esperemos que las alianzas, los discursos,las propuestas y la estrategia con que se planten los logren seducir en elsentido más amplio, ante una población que estará desencantada y necesitada ala vez. No lucren con la tragedia. No te rindas.

Mucho ruido, pocas nueces
Tanta manifestación de los dirigentesestatales del PAN, el PRD y el PRI para que el Congreso del Estado lesexhibiera las actas de los ayuntamientos que votaron a favor de la reformaelectoral, para que ayer pasarala aduana legislativasin contratiempos.
Con el aval de 127 cabildos y el rechazo de65, de un total de 212 ayuntamientos, los cambios a la Constitución de Veracruzpara que se recorten a la mitad los recursos públicos destinados a los partidosfueron aprobados en sesión del pleno del Congreso del Estado.
La reforma excluye la consulta popular paradeterminar la continuidad de los servidores públicos, lo que deja exento alGobernador de someterse a la revocación de mandato; así como contempla la desaparición de los“Consejos Municipales Especiales”.

AMLO lo sabe
Este lunes el presidente López Obrador describió alInstituto Nacional Electoral, como el “aparato de organización de eleccionesmás carodel mundo”.
“Nosotros triunfamos, porque eraimposible hacer un fraude, pero en las elecciones anteriores, lo permitió.Un día vamos a presentar laestructura del INE y lo que cuesta. Buscaremos reajustar las estructuras, que no haya duplicidades”, indicó elmandatario, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional.
Él sabe que está en riesgo la próximaelección y que no será lo mismo que el 2018. Ya metió al INE en el proyecto BOAcomo parte de una conspiración contra su gobierno, ahora busca tomar el controlde la institución electoral en caso de que haya irregularidades que no puedacontener o no quisiera pensar que desde ahí se puede fraguar un fantasma quetanto nos ha rondado por décadas en México: el fraude electoral.
El mandatario recordó quela creación de institutos autónomos se realizó en administraciones anteriorescon el propósito de“simular y cooptar”,comosucedió con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Sin embargo,ya estamos en otro sexenio, con otro gobierno, con otro partido en el poder,con otro Presidente, ¿por qué seguir regresando al pasado? Garantizar unaelección apegada a la legalidad es su facultad y así deberá ser.
Ante tal declaración, Lorenzo Córdova, consejero presidente INE, aseguró que para él lasdeclaraciones del Presidente “estaban dirigidas a los funcionarios delgobierno federal, a quienes les hizo una fuertísima llamada de atención paraque éstos no incidan en las elecciones del próximo años, en particular los quemanejan recursos y de programas sociales”.
¿Qué más puede decir? Siasume que los ataques son contra el instituto que dirige es aceptar que losmisiles presidenciales llevan el mensaje de que no puede haber derrota sinfraude. Un escenario que está por verse, pero no por ello deja de ser posible. Altiempo.