Vende su cosecha de aguacates y chinenes

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Cuichapa.- Mujeres campesinas de la Sierra que anteriormente vendían sus productos en la ciudad ahora buscan alternativas para sobrevivir, tras prohibirles ejercer el comercio ambulante por la pandemia de covid. Avelina Cocotl cosecha chinenes y aguacates y los vende a orillas de la carretera Cuichapa-Omealca, para trata de ayudar económicamente a su esposo quien se dedica a labores del campo y también ha resultado afectado por la falta de trabajo.
Diariamente sale a las seis de la mañana a recolectar los frutos que venderá durante el día, antes se trasladaba a la ciudad a comercializarlos, sin embargo por las restricciones de las autoridades y el temor a contagiarse de coronavirus se queda en la comunidad Dos Caminos a tratar de vender sus productos.
Aunque sus ganancias disminuyeron, dijo que le necesidad de apoyar a su esposo económicamente la llevó a colocar su puesto de chinenes y aguacatesa la orilla de carretera que se ubica junto a los ductos de Pemex y por tratarse de uno de los accesos más peligrosos circulan un mínimo de automovilistas.
“Nosotros no podemos quedarnos en casa, tengo que ayudar a mi esposo, tenemos tres hijos y lo que él gana en el campo no alcanza, hay que buscar otros ingresos, la situación está complicada pero hay que llevar dinero para poder sobrevivir de lo contrario nadie nos regalará nada”, señaló Avelina.
De ocho de la mañana a trece horas instala su puesto en una improvisada mesita donde vende tres piezas por diez pesos, lo que le genera a penas unas ganancia de entre 70 y 100 pesos en días de gran venta, después se traslada a su vivienda para preparar la comida y realizar labores de limpieza.
Aseguró que una mujer en estos tiempos de crisis económica debe buscar otras alternativaspara obtener ingresos extras, citó como ejemplo que su esposo obtiene 100 pesos diarios que no le alcanzan para sobrevivir, pero con las ganancias de ambos tratan de llevar una vida mejor.