Se ‘llena’ la Madero para festejar a papás

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

La festividad del Día del Padre ocasionó que la calle Madero se “llenara” de personas, e incluso niños, que decidieron recorrer los comercios para comprar algún obsequio para el jefe de familia, olvidándose de las recomendaciones de la Secretaría de Salud ante el covid-19.
En plena pandemia y con el semáforo rojo para Orizaba y el estado, las familias se olvidaron de las recomendaciones de sana distancia, y decidieron salir a las calles para celebrar el Día del Padre.
La Calle Madero registró la mayor concentración de personas, y sin el cerco sanitario, las calles lucieron con familias caminando y buscando el regalo para este día, inclusive se notó un aumento de niños con sus padres que decidieron salir a las calles.
Es de recordar que el pasado domingo 10 de mayo el Centro Histórico se mantuvo cerrado con el cerco, permitiendo la entrada únicamente a orizabeños con credencial de elector, y los negocios, en su mayoría, permanecieron cerrados.
Sin embargo, la apertura del cerco sanitario para permitir la libre afluencia de personas, ocasionó un domingo que regresó a la normalidad y dejó ver a cientos de personas paseando, ocupando el pretexto perfecto del Día del Padre.
Cabe hacer mención que durante este domingo, el personal de Protección Civil y Policía Municipal se mantuvieron en rondines en el Centro Histórico para verificar el uso de cubrebocas en los ciudadanos, y desalojaron a los visitantes que aprovecharon de descansar en el Parque Castillo.