Familia, vital para salud emocional en tiempos de covid

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

La pandemia por coronavirus acentúa las adversidades de la población mayor de 60 años, no solo por las condiciones de pobreza sino de salud emocional.

La doctora Norma Jorge Díaz, coordinadora del Club del Abuelo Sur, perteneciente al DIF municipal de Orizaba, señaló que la pandemia del covid-19 a generado un gran impacto en la población adulta mayor.

Este impacto se ve reflejado principalmente en el ámbito de la salud emocional del adulto mayor, pues muchas de estas personas aún se mantienen activas, el restringirles la salida a la calle por cuestiones de seguridad y salud, eso ha hecho que estos adultos mayores caigan en crisis de ansiedad o depresión, sobre todo en pacientes con enfermedades crónico degenerativas, tienen un impacto en los síntomas o descontrol de la enfermedad.

Explicó que los estados de ansiedad provocan descargas de cortisona, y a su vez se generan descompensaciones en el organismo sobre todo cuando se padece presión arterial o diabetes.

Rol de la familia

Consideró que es importante que desde la familia, se tenga presente en las actividades al adulto mayor a pesar de estar en confinamiento.

Por ejemplo, tomarse un espacio para platicar o ver la televisión en familia, jugar juegos de mesa, hacer alguna manualidad en conjunto, o incluso hasta cocinar, pero siempre incluyendo al adulto mayor como parte de las actividades.

Ante el impacto que pueda tener la pandemia del covid-19 en la vida de los adultos mayores, a través del DIF municipal, se han diseñado diversas rutas de atención a este sector.

Desde el área del adulto mayor o los clubes del abuelo tanto Norte como Sur, se mantiene un monitoreo telefónico de los adultos mayores.

El personal les llama para saber en qué condiciones se encuentran, sí requieren de algún tipo de atención; explicó que el monitoreo es constante en base a los datos que se tienen de los socios del club del abuelo, y además es una instrucción de la presidenta Mariana Díaz Abascal y el director Carlos Castillo Arreola.

Otro impacto de la pandemia del coronavirus hacia los adultos mayores se da en el ámbito económico y alimentario. Hay adultos mayores que son todavía activos laboralmente y realizar actividades para su manutención; la pandemia del coronavirus ha mermado su trabajo y por ende sus ingresos económicos.

A través del DIF municipal se ha apoyado a los adultos mayores con despensas para hacer frente a la necesidad de alimentación durante este confinamiento.

Además, se mantiene la atención médica para los adultos mayores que la requieran a través de la clínica del DIF.

Durante esta pandemia, el DIF municipal se ha visto en la necesidad de diseñar rutas y planes de trabajo para la atención de los adultos mayores y mitigar los efectos de este confinamiento.