Abandonan el campo al emigrar a Estados Unidos

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Región.-La migración de productores cañeros a Estados Unidos ha generado abandono al campo, en los últimos dos años unas 500 hectáreas dejaron de cultivarse en las regiones de abasto de los ingenios San José de Abajo en Cuitláhuac y Central La Providencia en Cuichapa, sus propietarios salieron en busca de trabajo a la Unión Americana y dejaron de trabajar sus tierras.
De acuerdo a Alberto Suárez, del ejido El Zapote, señaló que unos 50 hombres optaron por migrar por la crisis que enfrenta el país, dejaron a sus esposas e hijos para trabajar sus siembras, sin embargo reconoció que lamentablemente las nuevas generaciones han dejado a un lado el cultivo de caña, al considerarlo un trabajo pesado.
“Las muestras son evidentes, varios terrenos están perdidos entre la maleza, se perdieron por completo, no hay quien los trabaje, los jóvenes ya no se quieren dedicar a lacaña”, apuntó el afectado.
Aunque las pérdidas económicas son millonarias por la caña que deja de ingresar a los ingenios, dijo se trata de terrenos particulares donde no pueden obligar a los propietarios a renovar sus siembras o vender sus predios, sin embargo, reconoció que por ese problema merma la producción de azúcar.
De acuerdo a una inspección de siembras de caña por parte del Ejido ,en más de 500 hectáreas la maleza cubrió la superficie, en su mayoría se ubican en las comunidades de Omealca, Cuichapa y Yanga.
Familiares argumentaron a los representantes de ejidos que los propietarios se fueron a laborar a Estados Unidos y la falta de experiencia de los jóvenes para cultivarlas los obligó a dejar de sembrar caña.