Devastan el volcán dos graves plagas

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Región.- A la tala inmoderada que impacta al Parque Nacional Pico de Orizaba se suma el efecto devastador de las plagas, beneficiadas por el cambio climático señalaron Investigadores afiliados a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quiénes detectaron un 40 por ciento de árboles enfermos por cada hectárea.
Tras su visita al Parque Nacional Pico de Orizaba, advirtieron que en esta temporada es más grave la situación de las plagas, derivado del cambio climático, e identificaron árboles enfermos por la coloración de sus ramas secas o cafés.
“Uno de los agentes bióticos reguladores de los bosques templados son los insectos descortezadores, pero lo preocupante es que aumentaron en número, favorecidos por el cambio climático y están ocasionando la mortalidad de cientos de árboles”, expuso el investigador identificado como Edwin.
Y reconocieron que por cada hectárea de bosque, hay de 1 mil 100 y 1 mil 500 árboles, – principalmente pino y oyamel- lo que significa que entre 440 y 600 árboles presentan algún grado de enfermedad.
Aunaron, que identificaron agentes descortezadores, como el mayate o escarabajo barrenador y el tizón de coníferas o defoliador de pinos a una altura superior a los 3 mil 200 metros sobre el nivel del mar.
Estas plagas están afectando al 40 por ciento de árboles, y de no actuar con responsabilidad, el 12 por ciento de bosque que sobre vive en estas latitudes enfermará y morirá en un año, dejando suelos erosionados.
Señalaron que están afectados bosques del Pico de Orizaba, correspondiente a los municipios de La Perla, Mariano Escobedo, Coscomatepec y Chocamán.
A la fecha, se desconoce cuantos han muerto y el porqué las autoridades forestales y del Cuidado al Medio Ambiente como la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no han actuado.
Sin embargo, expusieron que una solución inmediata, podría ser el retiro de ramas contaminadas, mismas que deben quemarse o enterrase para evitar la contaminación de árboles saludables.
De acuerdo con el recorrido de especialistas, el bosque está enfermo y desaparecen pinos de entre cinco y 50 años de edad, como resultado de estas plagas.
Ante este problema, están buscando la intervención del Instituto de Ecología A.C., Inecol para que intervenga y mes ayude a generar, transferir y socializar conocimiento científico y tecnológico de frontera sobre ecología y diversidad biológica, y se de una solución innovadora a este problema ambiental.
Sobre todo, por que si la tala clandestina esta acabando con los pocos árboles que quedan, las plagas van a empeorar la situación, problema que se extenderá a la sociedad en general que se beneficia del agua que llega hasta sus hogares, y lo grave es que es la fábrica de agua se está acabando.