Chicahuaxtla, una fortleza

Raymundo García

El Mundo de Orizaba

Ixtaczoquitlán.- En el valle de Cuautlapan se erige un cerro con una peculiar figura, cuyo tamaño, extensión y biodiversidad se han convertido en un símbolo para sus habitantes.

Su nombre es Chicahuaxtla, del náhuatl que significa “lugar fuerte o fortaleza”; con il 400 metros sobre el nivel del mar, es un gigante con memoria del periodo cretáceo, y un pasado con vestigios prehispánicos.

Jesús Cerón Nájera de profesión Químico, oriundo de Cuautlapan y proveniente de una familia que ama explorar la naturaleza, indica que el cerro está constituido por selva media, de vegetación perenne y es rico en flora y fauna.

biodiversidad

Es la montaña más alta del valle y tiene árboles interesantes sobre todo en la cima, como el Comalillo, que se caracteriza por el tamaño de su hoja 80 a 50 centímetros de diámetro.

También hay algunas especies de orquídeas como las Chysis áurea, la Epidendrum Cristatum, Prostechea Cochleata, Lophiaris Cindenii y la Oncidium Sphacelatum.

En cuanto a la fauna hay salamandras, como la línea Triptón, qué es endémica, la cual es una salamandra negra muy delgada. Además hay Anolis y otros reptiles como la boa constrictor, xúchiles, y en la parte baja hay víboras ratoneras, sin faltar los zorros, coyotes, ardillas, conejos, tejones y armadillos.

Un xenosaurio

El cerro tiene distinción internacional por su biodiversidad, pues ha sido objeto de estudios principalmente de Estados Unidos, en la década de 1940.

Cuando llegaron los primeros biólogos de EEUU, intuyeron que se iban a encontrar varias especies no clasificadas y así fue.

Con el apoyo de algunos jóvenes, como los hermanos Carlos y Miguel Cerón comenzaron a explorar y  capturaban en frascos y bolsas de mantas varias especies.

Ahí hallaron al Xenosaurus Grandis, que es un reptil considerado prehistórico, aunque su tamaño no sea imponente, pero sus características físicas recuerdan a los grandes reptiles del cretácico.

Tras dar a conocer los estudios y especias por parte de los biólogos americanos, en Veracruz hubo un congreso y los expertos que llegaron de otros países tuvieron como paso obligado la visita al valle de Cuautlapan. Entre ellos vinieron biólogos chinos, europeos, americanos y sudamericanos.

La cultura

El Chicahuaxtla tiene suficiente altura que es bien observado desde el valle de Orizaba y de Córdoba. Desde la cima del cerro se observa el Pico de Orizaba.

En el valle se desarrolló una cultura prehispánica nonoalca, se dice que de influencia Teotihuacana y ellos subían en cierta fecha a realizar el rito de la fertilidad donde llevaban alimentos y otros productos para ofrecerlos a la madre naturaleza, una especie de Xochitlallis que iba dirigido hacia el Pico de Orizaba. Ahí ofrecían y rompían sus vasijas con los alimentos. Por eso en el cerro se han hallado algunas figuras prehispánicas, pero no solo ahí, también en el valle de Cuautlapan se han encontrado restos arqueológicos y así como la piedra obsidiana.

Grutas

Para los habitantes, el Chicahuaxtla es un “lugar de mucha agua” y así es, porque el río más grande que existe en el valle de Cuautlapan llega a las faldas del cerro y ahí se filtra en un resumidero y sale del otro lado como agua limpia. En el cerro podemos encontrar varias grutas. Las más conocidas son las “Del César” la “Del chivo” y la “Del diablo” las cuales tienen estalactitas y estalagmitas y en algunas de éstas hay agua.

Símbolo

Para los habitantes, el Chicahuaxtla es un símbolo. Primero por ser el más alto del Valle, en segundo lugar por su forma piramidal. En tercer lugar por su por su riqueza en flora y fauna. Pero también por su forma que se impone cuyos brazos envuelven al Valle de Cuautlapan como una fortaleza y se dice que los cuida y los protege. En realidad los cerros forma una importante muralla que mitigan los impactos de fenómenos meteorológicos como ciclones y huracanes.

Leyendas

En torno a la grutas y el cerro, los habitantes cuentan varias leyendas, una muy conocida es que un hombre del valle vendió el alma de su hija al diablo, y para hacerlo fue a entregarla en una gruta donde dicen que se aparece el diablo en forma de catrín. El señor a cambio recibió dinero, su hija desapareció hace décadas y jamás se supo el paradero de ella.

También comentan que el día de San Juan, cuando se abren los encantos se escuchan los gritos de una joven que grita atrapada en una cueva.

Se dice que la cueva del Chivo se abre por un día y que puedes entrar a recoger algunos objetos de oro.

A un costado del cerro de Chicahuaxtla hay un montículo que se llama el cerro de la campana cuya leyenda dice que también el día de San Juan se escucha que toca una campana.

El ascenso

Para subir al Chicahuaxtla existen tres rutas, una es por el barrio de Barrientos, otra es por el lado de San Isidro y la tercera es por el cerro de las antenas de San Juan.

Sin embargo el verdadero reto se encuentra por el lado de Barrientos, pues es un ascenso lateral, está complicado porque el cerro está en declive y eso hace difícil el recorrido.

Subir el Chicahuaxtla un reto. Por la altura no es tan común que la gente suba hasta la cima, sin embargo quien lo hace se anota un logro a su vida personal.  Desde allí puede observar hacia el Este la ciudad de Fortín y un poco de la ciudad de Córdoba, además también desde la cima se ve el Pico de Orizaba.

Si aún no lo conoces te invitamos a explorarlo.

Recomendación

Para subirlo por cualquiera de los lados se requiere:

Son dos horas para subirlo y para bajarlo en una.

No se necesita de equipo especial.

Protegerse de brazos y piernas con pantalón, camisa de manga larga y botas, gorra o sombrero

Llevar moruna para ir abriendo el sendero.

Es recomendable llevar mucha agua para evitar la deshidratación.

Ssquedo

Año con año los visitantes subían a la cima del cerro y encontraban varias piezas prehispánicas. Hoy en día todas las piezas han sido saqueadas y no se han investigado a profundidad pero en muchos hogares del Valle tienen algunas piezas y la idea es invitarlos a formar un museo comunitario local para exhibir esas piezas.