Deportistas desafiaron el racismo

Agencias

Tras la muerte de George Floyd en Estados Unidos, la lucha contra el racismo ha salido a flote más que nunca. Por eso recordamos quiénes han sido algunos de los tantos deportistas que lucharon -y siguen luchando- por la igualdad.
Los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 fueron un evento deportivo clave en el posicionamiento del entonces Tercer Reich en la Alemania nazi. Berlín estaba preparado para demostrar el poderío ario ante el mundo, por ello la propaganda política, dirigida por Joseph Goebbels, tenía como objetivo hacer quedar muy bien al país. Sin embargo, hubo un hecho curioso que llamó la atención del mundo y quedó grabado en la historia de las justas.
Es bien sabido que el atletismo, deporte base, es la disciplina más importante en los Juegos Olímpicos por la historia que proviene desde la antigua Grecia; por eso, todos los deportistas que se destacan allí son vistos como grandes campeones. Este fue el caso del afroamericano Jesse Owens.
El nacido en Alabama, Estados Unidos, fue como representante de Norteamérica a los Juegos de Berlín con el objetivo de hacer historia, y lo consiguió. A pesar de los señalamientos, las miradas temerarias y los malos tratos durante la competencia, Owens silenció a todo el estadio Olímpico al ganar cuatro medallas de oro olímpicas en las pruebas de 100 y 200 metros de velocidad, además del salto de longitud y la carrera de relevos 4×100.
Este hecho quedó grabado como protesta, pues hizo retirar del palco del estadio Olímpico al mismísimo Adolf Hitler, que no podía creer cómo alguien que no fuera ario derrotara a los que para él eran ‘raza superior’.
Lo triste de la historia es que, a pesar de ser campeón Olímpico, Jesse siguió siendo tratado con desprecio en Estados Unidos por su color de piel. Sin embargo, su historia impulsó a otros atletas a luchar por la igualdad.

LECCIÓN
Cassius Marcellus Clay, conocido popularmente como Muhammad Ali tras cambiar su nombre, es considerado el mejor boxeador de la historia, pero no solo se destacó en el ring. Ali fue uno de los deportistas que más luchó por erradicar el racismo en Estados Unidos y el mundo. Así como le pasó a Owens, Muhammad sufrió durante su carrera una complicada persecución por decidir no ir a la Guerra de Vietnam. “No tengo problemas con los Vietcongs (Frente Nacional de Liberación de Vietnam); ellos nunca me llamaron ‘nigger‘ (ofensa en inglés hacia el afroamericano)”, le decía a la prensa.