‘Su majestad’ de billetes

Agencias

No hay tenis en las pistas, pero el deporte de la raqueta acaba de conseguir uno de sus mayores hitos en cuestión monetaria a lo largo de toda la historia. Roger Federer lo ha conseguido, más bien. Por primera vez desde que la lista Forbes se crease en el año 1990, un tenista se ha convertido en el deportista mejor pagado en un año natural. No es ni más ni menos que el suizo, que amasó la fortuna de $106,3 millones. Una absoluta salvajada que lo ha puesto por delante de Cristiano o Messi.
No importa en las circunstancias que lo haya logrado, se dio el lujo de desbancar a los famosos futbolistas Messi y Cristiano Ronaldo, que fueron los únicos otros atletas que superaron el hito de los 100 millones.
Gracias al recorte a los salarios de futbolistas, Federer se ubicó a la cabeza de los atletas mejor pagados en el 2020.
El de Basilea hizo historia de una nueva manera al convertirse en el primer tenista en encabezar la lista de Forbes de los atletas mejor pagados. Forbes estimó las ganancias de Federer en 106.3 millones.
Federer, poseedor de un récord de 20 títulos de Grand Slam, es el primer tenista que lidera este ranking desde que la revista estadounidense comenzó a calcular las ganancias de los deportistas en 1990.
El suizo alcanzó la primera posición principalmente por sus contratos publicitarios y sus patrocinios, que le reportaron unos 100 millones de dólares de ingresos entre el 1 de junio de 2019 y el 1 de junio de 2020, el periodo analizado por la revista Forbes para su ranking.