Gobiernos ‘ciegos’ ante tala en volcán

De la Redacción

Región.- En los últimos 10 años, la tala inmoderada devasta 12 mil hectáreas de bosques, los municipios más afectados por los taladores, al compartir las faldas del Volcán Pico de Orizaba son La Perla, Mariano Escobedo, Ixhuatlancillo, Calcahualco, Alpatláhuac y Coscomatepec.
Los pobladores e interesados en que dependencias volteen y pongan un alto a la tala inmoderada, dieron a conocer que de las 19 mil 750 hectáreas del Parque Nacional Pico de Orizaba, ha sido devastadas en la última década de 9 a 12 mil, esto por talamontes.
Lo que significa que en los últimos 10 años, el Parque Nacional perdió más de 6 millones de árboles; y la madera que se ha obtenido ha terminado convertida en tablas para la fabricación de muebles, destinada a la construcción de tarimas comerciales y embalaje, productos con una vida útil de tres a cuatro años.
De acuerdo a José Luis “N”, parcelario de la comunidad Los Jacales, del municipio de Calcahualco, explicó que la cadena comercial inicia con los cortadores.
“En una hora un talador derriba con motosierra entre 5 y 7 árboles. De acuerdo a la necesidad de manejo aplican el tipo de corte, sea por troceo -troncos- pie, rollo o tabla”, señalan habitantes de Calcahualco, afectados por la tala.
Para dicho proceso, se ocupa un cortador que es pagado por jornal, una persona que arrastra el tronco, un tercero que acopia y traslada y el que la compra para comercializar.
Un camión con capacidad de 7 metros cúbicos de madera, representa una ganancia de 30 mil pesos en efectivo para taladores.
Señalan que existen personas que han hecho denuncias ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y esta ha acumulado 20 denuncias en los últimos 10 años por concepto de tala clandestina, dos por año aproximadamente, pero se desconocen si han emitido sanciones específicas contra taladores, aserraderos o traficantes.