Decapitado por su ‘amigo’

José Juan Cruz
Diario El Mundo

Fortín.- Un albañil fue decapitado durante la madrugada de ayer por su compañero de parranda, luego de que presuntamente sostuvieron una discusión en el domicilio del presunto asesino, en la colonia San José.
El probable homicida, quien se mueve con muletas por tener una pierna amputada, fue detenido por policías municipales que acudieron al reporte de una riña, hecho por vecinos.
A pesar de que el pasado fin de semana hubo “Ley Seca” declarada por el Gobierno Estatal, debido a la contingencia sanitaria por la pandemia del covid-19, un par de sujetos estuvieron conviviendo y presuntamente ingiriendo bebidas alcohólicas hasta las primeras horas del lunes.
Ambos sujetos se trasladaron a la vivienda de Alfredo “N” de 32 años, ubicada en la avenida Benito Juárez y esquina con Ignacio Zaragoza, en donde habrían continuado la fiesta, hasta que presuntamente iniciaron una discusión, en la que Alfredo se habría hecho de un machete con el que ataco a la víctima hasta decapitarla.
Vecinos que escucharon el alboroto solicitaron apoyo de elementos de la Policía Municipal, quienes se trasladaron al lugar y lograron la detención de Alfredo como probable homicida.

‘Creo que es mi tío’
Eran cerca de las 8:30 horas, cuando un joven llegó preguntando a los policías “oficial, oficial, es que mi tío está desaparecido y creo que es al que mataron, ¿puede decirme cómo está vestido el muertito?”, ante lo cual los policías lo turnaron con los agentes ministeriales.
Cristian Cano López tenía 37 años, era albañil y había terminado un “colado” el día anterior, previo a reunirse para convivir con más sujetos, y finalmente terminar en casa de Alfredo, de donde salió en una camilla de los servicios periciales, para ser traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo).
El albañil fue decapitado y su la cabeza fue colocada en una bolsa, su brazo izquierdo fue también cercenado. Horas más tarde, Alfredo “N”, quien tiene la pierna derecha amputada, fue presentado ante las autoridades de las Fiscalía General del Estado (FGE), quedando a disposición para continuar el proceso como probable responsable de homicidio.