Toman empresas medidas ‘extremas’

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Varias empresas han tenido que implementar diversas acciones para garantizar la continuidad de sus negocios ante el impacto económico de la pandemia, entre ellas los turnos escalonados, descansos sin sueldos y la reducción de los mismos, entre otras medidas más.

Pues de acuerdo al sondeo “Covid-19: de la sobrevivencia a la recuperación”, realizado por KPMG, entre las estrategias de gestión de talento evaluadas por la alta dirección para asegurar la continuidad del negocio, sólo el 42% de las empresas contempla turnos escalonados, el 35% vacaciones y permisos sin goces de sueldo, 20% reducciones salariales y un 18% el despido de empleados.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Luis Cruz Montesinos, explicó que esto puede resultar contraproducente con la parte de que precisamente hay empresas que no van a salir nuevamente, y que lamentablemente van a tender a desaparecer o en su caso, a adelgazar la parte laboral como ya se está viendo en algunos casos.

“Lo que nos preocupa es que en determinado momento haya empresas que desaparezcan o en su caso, cambiar de giro o de alguna forma dedicarse a otra cosa”, detalló el presidente del CCE.

Explicó que esto es muy claro y que la experiencia se los marca con las personas que recién iniciaban con sus negocios, de los cuales anteriormente el tiempo de vida era de aproximadamente un año o año y medio, sin embargo, con esta situación es más difícil que se puedan recuperar.

Tomando en consideración que muchas de estas empresas que recién iniciaban, tenían años trabajando y ahorrando para poder invertir todo su capital en un negocio donde tenían la esperanza que pudiera funcionar.

“Yo creo que todas las empresas van a tratar de salir adelante, tratando de mantener de entrada su plantilla laboral y como se vaya marcando la parte de la economía y el flujo buscando esquemas económicos de liquidez con la banca privada”, señaló Cruz Montesinos.

Cabe destacar que el escenario de recuperación será distinto para cada empresa, sin embargo, la meta sigue siendo la misma, que las empresas a pesar de la crisis económica que atraviesan puedan ser mucho más productivas en modos remotos de trabajo, generando estrategias que les permitan replantear el modelo de negocio, para de esta manera asegurar que se pueda llevar a cabo la digitalización en las empresas para adecuarse al nuevo modelo de trabajo con el que se planea operar de aquí hasta lo que dure la pandemia.