Urgen estrategias de ayuda económica

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

De acuerdo a estudios económicos que se han realizado, la clase media está agotando sus ahorros, ante esta situación el Vocero de la Diócesis de Orizaba, argumentó que ellos han podido constatar a través de la Diócesis y las Parroquias, como muchas personas están sufriendo por la falta de empleo, porque los han despedido, los han mandado de descanso o les han reducido su salario.

Señaló que esto empeora aún más cuando no solo atraviesan la crisis económica por el empleo, sino cuando también tienen una enfermedad y deudas, es por esto que el Gobierno debe de generar estrategias urgentes de desarrollo económico.

Así como también la creación de fuentes de empleo estables, pues el modo en que se debe reactivar el país, debe ser de modo inteligente y no creando subsidios que generen una dependencia, sino subsidios que generen desarrollo.

“Los subsidios deben estar dirigidos a los pequeños empresarios, aquellos que tienen negocios o a aquellos que en algún momento pueden generar desarrollo económico local”, precisó el padre Helkyn Enríquez Báez.

Enfatizó que es a la clase media a quien se requiere sustentar, pues normalmente es ahí donde esta la fuerza económica, familiar y política, pues son ellos los que van a generar también desarrollos de fuentes de empleo.

Así como beneficiar a las clases menos favorecidas y las que se encuentran más vulnerables, a ellos principalmente de modo urgente se deben atender, pero no solo para crear dependencias subsidiarias.

“Se debe de crear fuentes de empleo, escuelas y educación digna, así como algún modo de desarrollo integral como lo estamos diciendo, no con subsidios que digamos van con una bolsa sin fondo, sino con subsidios que ayuden para crear estabilidad familiar y desarrollo económico”, argumentó.

Se deben solventar carencias educativas

Luego de que sea tentativo el regreso a clases en agosto, el vocero de la Diócesis de Orizaba, indicó que se tendrán que hacer los ajustes necesarios para solventar las carencias educativas.

Recordó que por las circunstancias, los niños de las comunidades no tienen las posibilidades económicas para seguir las clases virtuales y esto puede generar una mayor deficiencia académica e incluso un detrimento de la calidad escolar.

“Yo creo que hace años se tuvo que ajustar el calendario escolar para que fuera de agosto a junio, pues ahora se tendrán que hacer los ajustes necesarios para tratar de solventar las deficiencias o carencias que se han producido durante este tiempo”, advirtió el vocero de la Diócesis Helkyn Enríquez Báez.

También enfatizó que en materia educativa debemos recordar que México no es el único país que está teniendo variantes en los calendarios escolares, pues la misma Italia y España han tenido suspensión de clases.

Además, a veces los profesores tampoco tienen la infraestructura necesaria para desarrollar sus clases y aunque existe mucha creatividad y responsabilidad por parte de los profesores, siguen existiendo limitantes en algunas comunidades.