Tabaco y Fútbol

Jesús Mejía Cruz

El Mundo de Orizaba

 

Di Estéfano, Cruyff, Maradona y hasta Ronaldo el original (el brasileño, no el portugués), no solamente tenían en común el desbordado talento para hacer magia con el balón, sino que también sucumbieron ante los placeres pulposos (y culpables) del tabaquismo.

Seguramente habrá otros muchos jugadores de menor reconocimiento con el mismo problema, y esta lista pretende eximir del riesgo natural que causa el vicio. Simplemente demuestra que a pesar de ese inconveniente, estas figuras del futbol mundial lograron encumbrarse en sus respectivas épocas.

 

La Saeta Rubia,

fumador elegante

En un tiempo donde la resistencia física no representaba la prioridad del futbol, el mítico mediocampista del Real Madrid también es conocido por haber sido fumador desde la época en que cargaba con el esplendor del conjunto merengue, llegando incluso a ser modelo para cigarros com Lucky Strike y Caravanas, en los años 40.

 

Futbol total,

cigarro al pecho

Revolucionó el futbol con una ideología que dominó en su época como jugador, para más tarde adoctrinarla en su fase como entrenador. El gestor del futbol total, Johan Cruyff, se fumaba un par de cigarros en el medio tiempo durante su época como jugador, además de que todo el mundo lo vio jugar en el banquillo cuando era entrenador. A Cruyff le gustaba la frase: “Trabajo bien hecho, cigarrillo para el pecho”. Y nadie lo vio trabajar mal alguna vez.

 

Maradona,

ídolo al puro

El Barrilete Cósmico, el crack más genuino en la historia del futbol, tan talentoso como extralimitado fuera del terreno de juego. Quizá su vicio de menos escándalo, el empedernido fumador de puros, habanos de preferencia, por aquello de su estrecha relación con todo lo que tuviera que ver con Cuba.

 

El fenómeno,

hasta para fumar

No hay delantero mejor que él en el uno a uno. Ronaldo hizo del regate su mejor argumento al momento de conducir el balón. Combatió las tragedias de sus lesiones con bocanadas, fue fumador en secreto hasta su época de decadencia y sobrepeso. Así como jugó en Barcelona y Real Madrid, o en el Inter y el Milán, ahora hace campaña antitabaco y luego fuma en público. Na hay duda, un auténtico fenómeno.

 

La estrategia

y el cigarrillo

En México, es bien recordado a Ricardo La Volpe, en los tiempos en los que se permitía, fumar como un empedernido en el banquillo de sus equipos. De hecho, en la Copa del Mundo de Alemania 2006, estuvo a punto de ser suspendido por la FIFA, pues se le vio fumando durante el partido en que México venció 3-1 a Irán, incluso cuando ya había entrado en vigor la prohibición.

 

 

 

(dato…)

Algunos otros

Zinedine Zidane también fue visto fumar y fue justamente antes de la semifinal del Mundial de 2006, quizá para sacudir el nervio antes de hacer pasarla mal a la selección pentacampeona. Y en esa misma línea de Galácticos, a Roberto Carlos no sólo se le conoce fumador, sino que además lo hizo en el vestuario al entretiempo de un partido de leyendas frente a Dinamarca.

 

(dato…)

Pillados

Gerard Piqué, Wayne Rooney, Marco Verrati, Weslwy Sneijder, Mesut Ozil, Mario Ballotelli, Sergio Ramos y Gianluiggi Buffon, son algunos otros jugadores que se mantienen activos y que han sido pillados con un cigarro en la boca.