Sí pude dejarlo

Redacción

El Mundo de Orizaba

El consumo del tabaco es la principal causa de muerte prevenible. Cerca de la mitad de las personas que no dejan de fumar morirán a causa del cigarrillo o por problemas relacionados, así lo señalan las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud.

Y es que dejarlo no es fácil, algunas personas lo intentan varias veces antes de lograrlo, pero hay quienes dan su mayor esfuerzo y lo logran. Es por eso que para inspirarte, hoy El Mundo de Orizaba te comparte tres historias de personas que sí pudieron dejarlo, las cuales recuerdan cuándo fue su último cigarro y qué fue lo que los impulsó a romper con este hábito. Lo anterior con el propósito de que veas que sí se puede, sólo es cuestión de decidirte.

Cristina

“Fui fumadora activa pero desde hace tres meses dejé de fumar, fue complicado desde un principio, pues llevaba ya 20 años fumando, desde mi adolescencia probé el cigarro y con el paso de los años aumentó el consumo. Me afectaba mucho en mi salud, en mi rendimiento físico, incluso en mi entorno familiar, pero no hay más que la voluntad para dejar el cigarro; como médico me di cuenta de todas las consecuencias, pues afecta el sistema respiratorio y provoca cáncer en el pulmón. Espero que mi testimonio sirva para que las personas se den cuentan del gran daño que causa el cigarro”.

Paty

“Yo era fumadora social, de vez en cuando fumaba un cigarro, pero también respiraba el humo de otras personas, de los que ahora llaman fumadores pasivos. Con los años me llegué a sentir mal y acudí al médico con mi mamá, los doctores me hicieron diversos estudios para darme un diagnóstico, la doctora que me atendía me pregunta si yo fumaba, a mi me daba pena que mi mamá en ese momento se enterara que sí era fumadora, los estudios arrojaron que mis pulmones estaban manchados por la nicotina, que aunque no era una adicción, si estaba perjudicando mi salud. Hace ocho años me detectaron cáncer de ovario y en ese momento me di cuenta de que mi salud y mi vida se estaban perjudicando y es cuando comienzo a valorar mi vida, mi familia, mi pareja, mis hijos y ¡nunca más volví a fumar!.”

Rodolfo

“Durante años fumé, no era una costumbre, pero si lo hacía frecuentemente, sin embargo con el paso de los años en una revisión médica, el doctor me advirtió que lo tenía que dejar sobre todo por mi salud, porque las consecuencias podrían ser graves en un futuro. Yo como doctor siempre he pensado y existen estudios que avalan la teoría que puedes dejar el cigarro mientras no se haya convertido en una adicción, y ese fue totalmente mi caso. Es por esa razón que lo pude dejar fácilmente, utilicé distintas alternativas y también porque uno de mis mejores amigos murió a cáncer de pulmón, creo que cuando vives de cerca una  muerte así es cuando reaccionas y buscas ayuda”.