Se queda ‘violador’ en La Toma

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Orizaba.- Al término de la segunda audiencia ante el juez de control, el chofer Juan Antonio “N” fue vinculado a proceso y le fueron establecidos dos años de prisión preventiva como medida cautelar en el reclusorio de La Toma, por el presunto delito de abuso sexual en agravio de una menor de edad.
El ahora procesado, de 31 años de edad, deberá permanecer en el penal de mediana seguridad en Amatlán de los Reyes, tiempo en el cual deberá de presentar las pruebas de su presunta inocencia.
Asimismo, durante la audiencia realizada en el Centro Integral de Justicia, fueron establecidos tres meses para la investigación complementaria.
De acuerdo al reporte de las autoridades, ayer alrededor de las 10:00 horas, Juan Antonio “N” fue presentado en la sala de juicios orales para la segunda audiencia, custodiado por elementos de Seguridad Pública.
Al concluir, el juez de control determinó vincularlo al proceso penal 88/2020.

Los hechos
Como se informó , de acuerdo a la querella presentada, el pasado 18 de mayo la menor de 14 años se encontraba en el baño de su casa que se localiza en el barrio Cadena de la localidad de Cuautlapan, mientras su familia se encontraba en el corte de chayote, por lo que estaba sola.
Esta situación presuntamente fue aprovechada por Juan Antonio, quien brincó la barda de la vivienda, entró al baño y se quitó la ropa para abusar de la adolescente. Sin embargo, el padre de la menor llegó en esos momentos a la casa y al escuchar el forcejeo, el sujeto salió de la vivienda.
El padre, con ayuda de sus vecinos, logró retener a Juan Antonio, quien fue entregado a policías municipales, los cuales lo pusieron a disposición de las autoridades correspondientes; sin embargo, la Fiscal Tercera especializada en delitos sexuales, dejó libre al sujeto, presuntamente al no hallar elementos para iniciar la carpeta de investigación.
Ante esto, familiares de la menor se manifestaron afuera de la Fiscalía, exigiendo la revisión del caso, por lo que el 28 de mayo pasado fue reaprehendido, con una orden de cateo para ingresar al domicilio donde se encontraba en Cuautlapan.