¿Se puede dejar de fumar?

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Al hablar de tabaquismo, se habla de una adicción, dejar una adicción es algo difícil puesto que existe una dependencia física y psíquica, en esta última se hace referencia a cuando una persona siente que necesita el producto del cual es adicto.

Sin embargo, la dependencia física es cuando hay cambios fisiológicos si deja de consumir el producto, es por esto que el doctor Adrián Arellano, recomienda a las personas que están dispuestas a dejar de fumar que lo realicen de manera natural.

Pues no es recomendable usar ningún método de los que existen para dejar el tabaquismo, debido a que éstos productos llegan a tener nicotina y a largo plazo también causan daños al igual que el cigarro.

“Los chicles, las pastillas, las pajillas y el cigarro electrónico, entre otros más no están no están aprobados por la FDA, porque tienen nicotina, por lo cual no son recomendables usarlos a largo plazo, ni tampoco como para abandonar el tabaquismo”, señaló el doctor Adrián Arellano.

Pues la nicotina es adictiva y pese a que estos métodos para dejar de fumar no tienen lo mismos componentes que un cigarro con el simple hecho de contener nicotina ya representan un riesgo para la salud de quien los usa.

Lo que el doctor Arellano recomienda, es que las personas fumadoras hagan todo lo posible por dejar de fumar a la mayor prontitud, pues los riesgos para su salud y vida son muy altos.

Enfatiza que el mejor método para dejar de fumar es la fuerza de voluntad, acompañado de una dieta sana, haciendo ejercicio y teniendo disciplina para no volver a fumar, sin embargo, también recomienda el apoyo médico psicológico para las personas que no pueden abandonar este mal hábito.

Otro de los métodos que pueden funcionar es dejar de fumar gradualmente, es decir, que poco a poco se vayan reduciendo el número de cigarros que se consumen, sin la necesidad de sufrir un síntoma de abstinencia que los lleve la ansiedad por fumar.

Los agentes

El tabaco participa como agente causal en el cáncer de pulmón, cavidad oral, faringe, laringe, pues más allá de producir cáncer en las vías respiratorias, las sustancias contenidas en el humo pueden causar una sintomatología característica.

Así como una mayor predisposición a sufrir procesos infecciosos e inflamatorios como: faringitis, sinusitis, resfriados, etc, por esa razón es importante que las personas que fuman dejen de hacerlo llevando un asesoramiento médico para el cuidado correcto de su salud.

Enfisema pulmonar, bronquitis, infartos, impotencia sexual, enfermedades reumáticas, úlceras gástricas, cambios visuales, cambios en la memoria, complicaciones en el embarazo, cáncer de vejiga y cáncer de pulmón, son algunas de las enfermedades derivadas del tabaquismo.

Beneficios de dejar de fumar

1.- En la mayoría de los casos a los 20 minutos se produce una normalización de la presión arterial y la frecuencia cardiaca.

2.- A las 8 horas se mejora la oxigenación pulmonar debido a la no ingestión de las partículas tóxicas que se inhalan en el humo del tabaco.

3.- A las 48 horas se produce una normalización de lo sentidos del gusto y el olfato.

4.- A las 72 horas se tiende a una normalización de la función respiratoria.

5.- A los 6 meses se reducen en mayor medida los catarros, resfriados y bronquitis.

6.- Al año de dejar de fumar, se puede llegar a reducir hasta la mitad del riesgo de infartos.

7.- A los 4 años el riesgo de parecer enfermedades de corazón se iguala al de las personas que no fuman.

8.- A los 10 años el riesgo de padecer cáncer de pulmón puede llegar a igualarse al de las personas que no fuman.