Nalgada a destiempo

Hands writing on old typewriter over wooden table background

La voz en corto

Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

En una época ya lejana se decía que para corregir a un niño berrinchudo y encorajinado bastaba una nalgada a tiempo.

En una confesión del señor padre de AMLO relató que cuando este era niño si sufría algún contratiempo o un regaño que lo contradijera se trababa y ya no podía hablar y  su papá atendiendo la vieja conseja un día le aplicó una nalgada y exclamando ¡aah! recuperó el habla, lo que me hizo reflexionar que si este incidente no hubiera sucedido nos habría favorecido enormemente.

No que le desee yo mal a nadie pero cierta mudez de López Obrador nos hubiera caído como anillo al dedo.

De vez en cuando recomiendo algún libro de mi agrado y comento algún fragmento que me llame la atención, este es el caso, leí de la estupenda reportera argentina Olga Wornat en “Crónicas malditas” desde un México desolado, lo que acabo de describir lo tomó de una entrevista con el mencionado progenitor de nuestro Primer Mandatario.

La Wornat tiene una extensa bibliografía que incluye: Menem La Vida Privada, Nuestra Santa Madre, la historia de la iglesia católica argentina que provocó la renuncia del Primer Arzobispo Latinoamericano, “La Jefa” que retrató descarnadamente y sin concesiones a Marta Sahagún.

En el Libro de las Crónicas Malditas nos presenta un retrato sorprendente de Andrés Manuel López Obrador, a la sazón jefe del Depto. del entonces D.F., las tropelías de los vástagos de Marta Sahagún, el Venezolano Comandante Hugo Chávez y las cartas secretas de Evita Perón.

En tiempos de pandemia he leído un poco más que de costumbre y este libro me ilustró y me entretuvo, siendo una lástima que fue escrito en 2005 porque si fuera más reciente lo hubiera enriquecido con la corrupción inaudita de Peña Nieto y adláteres.

Ya encarrerado por haber descrito un episodio de la niñez de AMLO, voy a hablar del que le comió la lengua el ratón.

Ya me referí en entregas anteriores al silencio con que se está desempeñando Vicente Fox en cuanto le fueron recordados los escandalosos abusos que cometieron a costa del erario Martita y sus vástagos los Bibriesca, habría que preguntarle al expresidente Fox como titulé este segmento ¿Te comió la lengua el ratón? o en su defecto darle una nalgada a tiempo para destrabarlo.

[email protected]