‘Hay más viviendas pero menos agua’

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Río Blanco.- Pese a ser un municipio con carencias en el servicio de agua potable, empresas constructoras continúan edificando nuevas viviendas, por lo que vecinos de unidades habitacionales aledañas temen que se agrave el problema  de desabasto.

A unos pasos, de las viviendas de la Unidad Habitacional Villas de Las Haciendas II, se construyen 60 nuevas casas, mismas que se tendrán que conectar a la red de agua potable general de CAEV, y si a esta zona falta el agua por semanas y cuando se restablece el servicio es por horas, vecinos temen que se agudice el problema.

Son alrededor de 60 viviendas más las que se están construyendo, y será más la demanda de agua, manifestaron los ciudadanos.

“Como autoridades sólo cuando llega una constructora se fijan en los pagos que tienen que hacer por permisos de construcción y les dicen voy a construir un fraccionamiento, te voy a pagar y hasta ahí, sin querer reconocer que las familias tendrán problemas después”, afirmaron los vecinos.

Destacaron que si existe un problema de desabasto severo, no sólo en esta Unidad Habitacional, si no en todo el municipio, para que otorgan las autoridades más permisos de construcción, si la CAEV no se va hacer responsable de dotar el servicio de agua.

En su caso, los vecinos de Villas de las Haciendas ante el desabasto de agua, la Comisión del Agua del Estado de Veracruz se comprometió a abastecer de vital líquido a través de una tubería de 4 pulgadas, “ese fue el compromiso por eso se pagó el dinero de Iberobienes hacia CAEV, y no está cumpliendo como es, la institución debe ser congruente y dotar del servicio”.

Al lado de estas viviendas, se está construyendo un nuevo fraccionamiento, y hace unos días, los trabajadores se conectaron ilegalmente a la red para el colado de las mismas.

Aunaron que como ciudadanos tienen necesidad de viviendas, pero como autoridades deben regular su servicio, y deben de realizar un análisis si pueden o no autorizar un proyecto de construcción nuevo.

“Si ven que no se va a tener la capacidad de dar el vital líquido, para que aceptan un pago millonario, para que aceptan dinero de la empresa, eso es lo que a nosotros nos indigna, y necesitamos un óptimo servicio, y que frenen la construcción de viviendas si no a nosotros nos van a dejar sin agua, y va a ser peor para quiénes adquieran las nuevas viviendas”, finalizaron.