Ven avance en derechos de la mujer con reforma

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

Tras la aprobación al Código Civil, que establece el divorcio incausado o exprés, disposiciones sobre la custodia de los hijos ante separaciones y manutención, la bogada con perspectiva de género Lisset Rojas Moreno, dijo que este es un primer camino a la igualdad porque en muchos casos era una forma de seguir reteniendo a las mujeres y ahora ya se podrá tramitar el divorcio sin que haya una causa de por medio.
La reforma al Código Civil de Veracruz establece que el concubinato y divorcio “exprés”, además dio legitimidad a la figura del concubinato, estableciendo el divorcio incausado, entre otras nuevas leyes como que los hijos podrán llevar primero el apellido de la madre, si así se acuerda entre ambos.
“Eso es algo muy importante, anteriormente las mujeres principalmente era una forma de mantenerlas unidas y era una forma de control, aquellas mujeres que se querían separar era muy difícil que se les diera el divorcio sin una casualidad, por lo que es una importante reforma, ya que ayuda a aquellas mujeres incluso que no tienen recursos para tramitarlo”, dijo Lisset Rojas.
La abogada con perspectiva de género indicó que además, ayuda a que como parte de las reformas se pueda abonar a los derechos de las mujeres, pues además se incluye la pensión compensatoria por el trabajo del cuidado de la familia y de las labores del hogar.
También especifica la forma en que deberán actuar órganos jurisdiccionales ante casos de violencia familiar, pues se prohíben las bodas entre parejas que vivieron violencia en el noviazgo, mientras que dentro de los matrimonios se define al trabajo dentro del hogar como “aportación económica”.
Cabe recordar que la iniciativa de reforma fue por la diputada Mónica Robles, también refiere que la nueva reforma describe al concubinato como la unión de “hecho” de dos personas, sin especificar género o sexo; y a la vez, confiere a los concubinos y concubinas la oportunidad de recibir todos los derechos y obligaciones inherentes al matrimonio, con y sin hijos o hijas concebidos.
Los cambios relativos al divorcio incausado o “express” con la reforma al Código Civil, sostienen que éste procederá aun cuando los cónyuges no hayan llegado a un acuerdo para disolver el matrimonio o cuando uno de los dos simplemente lo solicite. “El divorcio podrá solicitarse por uno o ambos cónyuges cuando cualquiera de ellos lo reclame ante la autoridad judicial, manifestando su voluntad de no querer continuar con el matrimonio, sin que se requiera señalar la causa por la cual se solicita”, según señala el Artículo 41.
En la nueva redacción del Artículo 143 se establece que, “el divorcio incausado se decretará aun cuando exista o no acuerdo entre las partes, o ésta sea parcial”.
Además se señala que el órgano jurisdiccional decretará la disolución “mediante sentencia definitiva, independientemente de que los cónyuges lleguen a un acuerdo”.