Hallan cuerpo en el río

De la Redacción

Cuitláhuac.- El cadáver de un hombre fue hallado ayer por la tarde en el cauce del río Blanco, a la altura del rancho El Jarocho. El fallecido fue identificado por sus familiares, quienes mencionaron que la persona tenía dos días desaparecida.
El cuerpo fue rescatado por elementos de Protección Civil Municipal y trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) en Córdoba para la necropsia de rigor, que confirmó que Moisés Real Flores, de 48 años de edad, murió ahogado, al no presentar signos de violencia en el cuerpo.
Alrededor de las 16:30 horas de ayer, cortadores de limón se percataron de que un cuerpo se encontraba atorado entre las rocas del río, en el lugar conocido como “El Remolino”, por lo que informaron a la policía de Omealca, quienes se trasladaron para tomar conocimiento.
Familiares del fallecido, el cual era originario de la localidad de Bajo Grande, Omealca, y quienes ya lo buscaban desde hacía dos días, al enterarse del hallazgo llegaron al lugar e identificaron al hombre por la vestimenta.

Colaboran en rescate
Debido al lugar donde quedó el cuerpo, policías de Cuitláhuac fueron alertados y tomaron conocimiento del suceso, así mismo, elementos de la Guardia Nacional resguardaron la zona, ante la posibilidad de que se tratara de una persona que hubiera muerto en circunstancias violentas.
De acuerdo a los primeros testimonios recabados por los investigadores de la Fiscalía General del Estado (FGE), el hombre padecía esquizofrenia, por lo que se presume que en una crisis habría caído al afluente, del cual ya no pudo salir y pereció.
Peritos criminalistas de la FGE con base en Córdoba se trasladaron para realizar las diligencias correspondientes, mientras que elementos de Protección Civil Municipal realizaron el rescate del cuerpo, el cual fue llevado al Semefo en Córdoba, donde horas después fue entregado a sus familiares.