Aliméntate y gánale al estrés

Daflin García

El Mundo de Orizaba

A estas alturas, ¡quién sabe en qué número de semana del confinamiento por el Covid-19 vamos!, por lo que resulta un tanto normal que  te sientas un poco desesperado de estar en casa sin mucho que hacer, pero ¿sabías que con sólo unos cambios en la alimentación puedes compartir estas molestias y estrés?, aquí te explicamos cómo con la ayuda de la nutrióloga Lucía Villegas.

Las claves

La especialista en alimentación señala que la clave está en dos cosas que son: las raciones y botanas saludables.

“Es difícil estar en casa, seguir reglas, más si no no hay actividad física, por eso es que la clave para no subir de peso y al mismo tiempo combatir el estrés está en las porciones que consumimos y las botanas saludables”.

Además de ello, señala que hay alimentos que son importantes reductores de estrés, en donde los que más resaltan son los frutos secos.

“Por ejemplo comer unas 12 almendras nos va a ayudar a reducir la ansiedad de querer estar comiendo, por la grasita que tienen estos frutos secos”, comenta.

De la misma manera comenta que consumir bebidas frías o calientes también nos ayudan a reducir los niveles de estrés, aunado a que dependiendo de las bebidas, éstas nos pueden ayudar a reducir la inflamación celular del cuerpo, que es lo que permite que las enfermedades ingresen al cuerpo.

“Está comprobado que ciertos tes nos ayudan a reducir la inflamación celular del cuerpo y cuáles serían: te verde, te de cúrcuma, te de limón, el te de manzanilla y el te de menta”.

Para Lucy, como le llaman sus pacientes, lo ideal cuando alguien tiene estrés o ansiedad es optar por tomarse un te ya sea muy caliente o muy frío, pues los contrastes del cuerpo ayudan a combatir esa sensación de angustia.

Las vitaminas

Las vitaminas son importantes también para reducir el estrés y ansiedad, explica Lucy. La B1 que es la tiamina, ayuda a obtener bienestar y mejor estado de ánimo, mientras que la vitamina B2, que es la riboflavina, ayuda a reducir el estrés oxidativo, es decir el cansancio y la vitamina B3, que es la niacina, es eficaz en el apoyo de las funciones cerebrales.

Es por ello que alimentándote de manera balanceada, se puede dar la reducción del estrés y la ansiedad que puede ocasionarte el permanecer tanto tiempo en casa y sin gran actividad física.

Sobre el tema de la activación física, Lucy señala que hay planes con entrenadores personales, pero en dado caso que no lo tengas, lo ideal es hacer algún tipo de actividad que no te ponga en riesgo.

“Puedes saltar la cuerda, subir escaleras, caminar un poco, pero nada que signifique que te expongas demás porque puede ser contraproducente”, apunta.

Botanas saludables

Sobre el tema de las botanas, o las comidas entre comidas, Lucy dice que sí se valen y más estando en casa, pero lo ideal es optar por botanas que sean saludables, como la jícama, la zanahoria, el pepino, o inclusive las palomitas pero las caseras, no de microondas.

“Si te gusta agrégale chillito, pero no de ese que viene prefabricado, mejor consigue de ese molido en el mercado, la idea es que no están mal las botanas sólo que tienen que ser saludables”.

Otro ejemplo de botana saludable que Lucy da son las frutas congeladas ahora que está la temporada de calor.

“Así como estuvo muy de moda que el termo te ponías las rodajas de naranja, fresa, kiwi, así mismo puedes congelar eso y te lo comes como cubito, es una opción saludable, te ayuda con los antojos y no subes esos kilitos”.

Así que la fruta de todo tipo puede comerse como botana saludable, siempre y cuando se tenga cuidado con las porciones, asegura.

“Viene la época de mango por ejemplo y claro, un diabético no se va a comer el mango entero, pero sí un cuarto de mango o medio, como les digo la clave está en las porciones”.

Porciones

Lucy destaca que es I¡importante medir las porciones, pues eso nos permite tener control de lo que llevamos a nuestro cuerpo. Como sabe que es difícil andar midiendo todo en el hogar, nos dio unas claves que de forma fácil nos permiten medir lo que comemos.

Si son alimentos de origen animal, mencionó que una ración equivale a la palma de la mano o una tarjeta de presentación, lo que son 30 gramos.

En lo que respecta al consumo de sal, destacó que lo ideal es consumir 5 gramos al día o una cucharadita. “Las cucharadas equivalen al dedo gordo o 10 gramos, la cucharadita son 5 gramos, o medio dedo gordo”.

Para el caso del queso o rebanadas de algunos productos, lo ideal es medirlo con los dedos anular y el medio juntos, mientras que las pastas, el frijol y arroz deben tener una medida equivalente al puño de la mano cerrado o media taza cafetera normal.

Con estos tips de alimentación puedes sobrellevar lo que resta de la cuarentena cuidándote y reduciendo el estrés.