La Córdoba deportiva

Y sin embargo
se mueve…

La Córdoba
deportiva

J. Antonio Marín
@jantoniomarin

Los años setenta y ochenta fueron sin duda los más emocionantes en la vida deportiva de Córdoba. El Negrito Luna y sus Cariñosos, agrupación formada por músicos cordobeses, plasmó en una popular canción lo que la ciudad vivió en el plano deportivo.
El triunfo en Liga Mexicana de Beisbol de los Cafeteros de Córdoba en 1972 y una década más tarde la coronación de los Azucareros en la Tercera División (1981) fueron por muchos años las más grandes glorias de la ciudad.
Nuestros padres, y diría que principalmente los abuelos, nos contaban las grandes hazañas de las que fueran leyendas del deporte cordobés. Y es que a inicios del nuevo milenio esas historias parecían que no volverían a repetirse.
Pero confirme avanzaba el nuevo siglo, Córdoba se colocaba nuevamente en el plano deportivo nacional e internacional. Parte de ese renacimiento se debió a dos grandes equipos: los Patriotas de Córdoba y los Halcones UV.
A finales del 2009 el equipo emplumado ya había conquistado a la afición cordobesa. El Mexicano registraba excelentes entradas en cada uno de los partidos, pero pese al buen trabajo del equipo universitario faltaba algo: identidad.
En 2009 un ex alcalde cordobés mostró visión y fundó un nuevo equipo en la Tercera División. Pocos prestaron atención al que se convertiría en la nueva joya del deporte cordobés.
En el 2010 Córdoba parecía retomar el mote con el que se le conoció principalmente en los años ochenta: Córdoba deportiva. En la ciudad jugaban como locales dos equipos de Tercera División y una Segunda División, los Halcones UV en la Liga Nacional Profesional de Baloncesto y Cafeteros aún militaba en la Liga Invernal Veracruzana -cuando ésta aún tenía gran nivel-.
La cereza del pastel de ese año se consumó con la coronación del equipo formado en 2009 y que principalmente fue formado con jugadores exclusivamente de Córdoba y la región. Patriotas hizo retumbar las campanas y los claxones de los vehículos de la ciudad, rompiendo así 29 años sin un título profesional para el deporte cordobés.
Diez años más tarde todo expiró. En 2015 ni siquiera había Tercera División, y aunque en los últimos años el voleibol trajo grandes emociones con eventos internacionales, hoy la realidad deportiva es pobre.
Se habla de una Primera División en una nueva liga de futbol profesional, pero hasta ahora nada concreto. Urge tener visión y compromiso por parte de autoridades locales y empresarios para que resurja nuevamente lo que un día fue nuestro Córdoba. Una ciudad deportiva.