Salto al vacío

Hands writing on old typewriter over wooden table background

El 19 de enero de 1981 cambió la vida de un joven de 21 años. Se encontraba en la cornisa del noveno piso de un edificio y amenazaba con saltar al vacío.
Un sacerdote y un sicólogo habían acudido para auxiliar al hombre que expresaba aterrado “no soy bueno, voy a saltar”. Cada vez que alguien se le acercaba, amagaba con tirarse.
Ante la llegada de bomberos, ambulancias y reporteros, una multitud se había congregado expectante alrededor del edificio de Los Ángeles, en Estados Unidos.
El conocido barrio de Miracle Mile se encontraba en shock ante lo que estaba sucediendo.
Entre la gente aglutinada se encontraba Howard Bingham, amigo de la más grande leyenda del boxeo mundial, quien afirmó que le llamó por teléfono para que acudiera al lugar.
Minutos después llegó Muhammad Aliconduciendo un Rolls Royce en sentido contrario, según relató el propio Bingham.
Ali subió corriendo, se asomó desde una ventana y le gritó: “¡Eres mi hermano! Te amo y no podría mentirte. Tienes que escucharme: ‘Quiero que vengas a casa conmigo y que conozcas a algunos de mis amigos”.
Reconocido por Mikey Tyson o Sugar Ray Robinson como el más grande boxeador de todos los tiempos, recordó posteriormente: “Le dije que no era un don nadie. Me vio llorar y no podía creer que realmente estuviera haciendo eso, que me preocupara tanto por él”.
Las imágenes dieron la vuelta al mundo. Ali fue al encuentro del hombre que pretendía quitarse la vida y le ayudó a entrar en el edificio.
Mohamed Alí recibió muchos golpes en la vida por ser afroamericano, pero también arriba del ring.
Durante 32 años padeció Parkinson, enfermedad que le diagnosticaron en 1984, cuatro años después de abandonar el cuadrilátero. A los 74 años falleció por complicaciones respiratorias.
De campeón olímpico de boxeo en 1960, llegó a ser reconocido con el alias de “El más grande”.
Ese día salvó una vida. Alí narró que el muchacho estaba deprimido y no podía encontrar trabajo, además de estar siendo tratado injustamente por su familia.
Ambos salieron juntos del edificio, subieron al auto para dirigirse a la comisaría y después a un hospital psiquiátrico
“Voy a ir a visitarlo todos los días al hospital. Voy a llevarlo a la casa para que se encuentre con sus padres yvoy a caminar las calles con él, para que vean que es grande”, narró el legendario pugilista, quien después lo ayudó a encontrar trabajo.
El desenlace del hombre de 61 años “sospechoso de Covid-19”, que trascendió se aventó del quinto piso del hospital del IMSS en Orizaba, fue diferente. En un descuido todo puede pasar.
Sin embargo no es necesario llegar al extremo de estar internado en la sala de pacientes críticos de coronavirus con deficiencia respiratoria, para que pensamientos trágicos atraviesen por nuestra mente.
Conozco difíciles casos de personas que han perdido su empleo durante esta crisis, desde las trabajadoras domésticas del lugar donde vivo hasta gerentes y colegas.
Sé de los médicos que no tienen descanso y de los abuelos y abuelas que continúan trabajando. Conozco a viejos amigos que se han contagiado y han podido librar la enfermedad.
Quiero que sepas que tú eres grande y “el más grande” te va a sacar de la adversidad que estás enfrentando. No pierdas la fe ni la esperanza, ante una capítulo difícil de tu vida que forma parte de una gran historia de propósitos.
No te rindas ante las malas noticias. No te rindas ante el encierro, la enfermedad, los conflictos familiares, los juicios, las deudas, la incertidumbre. No te rindas, hay alguien más grande que está puede pelear la batalla estás perdiendo en el ring, que puede pelear por tu vida para que no des un salto al vacío. No te rindas.

Una mala…
Estamos en la peor etapa de contagios. Lo aquí advertimos está llegando. En Córdoba (13) y Orizaba (9) el mayor número de casos confirmados por la Secretaría de salud en solo un día; mientras que en Fortín aumentaron tres más para llegar a 17. En el mapa nacional, el estado de Veracruz se ubicó ayer como el tercero del país con mayor número de enfermos aún con síntomas, después de la Ciudad de México y el Estado de México.
El Gobernador decretó por la tarde que se cierren nuevamente los centros de 23 municipios durante cinco días, a partir de hoy.

Una buena…
Entre aplausos fue despedida Carmen Márquez Acevedo, de casi 90 años, quien permaneció internada por Covid-19 durante dos semanas, en el hospital de especialidades del ISSSTE en el puerto de Veracruz. Venció al coronavirus. No te rindas.