Un estadio de Primera

Agencias

El puerto de Mazatlán a punta a ser nueva plaza de la Liga MX. Monarcas dejaría Morelia, para partir al puerto del pacífico como el nuevo equipo del campeonato, aunque cambiarían su nombre y colores.
Mazatlán FC, un equipo que vendrá a refrescar una industria en ocasiones adormecida, con nueva geografía futbolera, un plan distinto a lo establecido, flamante estadio, combinando el espíritu de la afición de Sinaloa, apoyado por la nueva visión en el estado y empresarios locales, más la experiencia de un grupo preponderante en nuestro balompié. Es la nueva ‘perla del futbol mexicano’.
El proyecto tiene planeado que ruede el balón de Liga MX en el puerto sinaloense en menos de dos meses. Para lograrlo, la base del actual equipo, Monarcas, se trasladará en su totalidad a la costa sinaloense, apoyado por autoridades e inversionistas de Sinaloa. Grupo Salinas seguirá siendo el dueño de la nueva aventura.
Mazatlán mezcla espíritu pujante y festivo de su gente, con raíces históricas únicas, que lo hacen un punto clave en la nueva visión del estado. Es su segunda ciudad más poblada del estado (660 mil habitantes), cuya economía se basa en la pesca y el turismo, con muy alto índice de desarrollo humano (0.879).
Sus playas, atractivos naturales, gastronomía y sitios históricos, la hace una ciudad admirable. Mazatlán FC buscará proyectar la esencia de Sinaloa, combinada con una nueva forma de entender el entretenimiento deportivo.
Cada 15 días, el nuevo equipo aportará una nueva experiencia y forma de entender el futbol, al mezclar innovación y la fiesta sinaloense, que llega para poner sabor a la Liga MX.

Gestión
El gobierno estatal construyó un estadio a la altura del Máximo Circuito, con una inversión de 450 millones de pesos, y necesitaba un equipo a la altura. Empresarios locales se sumaron para buscar una franquicia y encontraron en Monarcas la respuesta, pues el club encaraba problemas para mantener una gestión estable en Morelia, ante la falta de ingresos en la entidad.
Las circunstancias generadas en la contingencia por el nuevo coronavirus y la invitación mazatleca hicieron que Grupo Salinas decidiera dejar la plaza y llegar a Mazatlán.