Depresión por covid puede llevar al suicidio

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Las personas que sufren de algún trastorno mental son más vulnerables ante la covid-19. El psiquiatra José Francisco Bonilla Martínez señaló que quienes padecen de ansiedad o depresión pueden agudizar esta enfermedad hasta llevarlos al suicidio, por lo que consideró que aunque es complicado, tanto el paciente como las familiares, deben de tener un acompañamiento de los profesionales de la salud mental.
Bajo la advertencia de que el reforzamiento de las medidas sanitarias, el temor del riesgo de contagio de covid-19 o tener dicho virus puede incrementar el número de suicidios, el psiquiatra Bonilla Martínez mencionó que quienes tienen un padecimiento mental también deben considerarse como un sector vulnerable en este periodo de pandemia.
Y es que el pasado lunes, un paciente internado en el IMSS de Orizaba bajo sospecha de contagio de Covid-19, se quitó la vida en las instalaciones, por lo que el instituto ofreció a la familia el apoyo psicológico de consejería a los deudos.
José Francisco Bonilla Martínez, quien tiene un posgrado en psiquiatra y cursos de especialidad en Terapia Familiar y otra más en Psicoterapia de niños y adolescentes, recordó que todas las personas de por sí tienen un grado de ansiedad, por lo que la actual pandemia empeorará la salud mental de la población.
“Si previamente una persona ya tiene antecedentes, por ejemplo de trastonos depresivos, grave, con ideas suicidas, viene esa situación, se junta (con el Covid-19) y a eso le llamamos cormibilidad, eso aumenta la posibilidad que incurra en conductas suicidas”.
Dijo que este nuevo contexto deteriora la salud mental e incluso las hace aparece en quienes aparentemente están sanos, ya que la misma idea de morir, la forma que en que se expande el virus y la ausencia de cura hasta el día de hoy, causa estrés en todas las personas.
“Si considero que esta pandemia que nos pega tanto y a todos nos estresa por estar confinados (…) Considero que la persona que ya tiene un problema previo ansioso, depresivo, se va a agravar, y dentro de ello va la posibilidad de que se quiera quitar la vida”, recalcó.
Ante ello refirió que es importante la intervención de los profesionales de la salud mental tanto en el acompañamiento del paciente, los familiares y el mismo personal de salud, aunque reconoció que por ser una enfermedad que avanza rápido y letal sería muy difícil por el mismo riesgo de contagio que representa.
Y aunque es prevenible, el Programa de acción para superar la brecha en salud mental de la OMS busca los esfuerzos en este tema estén dirigidos a identificar personas en riesgo y a mejorar la salud mental de la población, por lo que se busca ampliar la prestación de servicios y atención de problemas de salud mental, neurológicos y de abuso de sustancias.

DATO
El suicidio es considerado un problema de salud pública y constituye una tragedia tanto para las familias como para la sociedad. Con base en las Estadísticas de Mortalidad del Inegi, en 2017 la tasa de suicidio fue de 5.2 por cada 100 mil habitantes.

En 2017 el suicidio ocupó el lugar número 22 de las principales causas de muerte para la población total. En la población de 15 a 29 años es la segunda causa de muerte.

Si bien hay autores señalan que el suicidio causas personales también obedece a factores socioculturales que influyen en la conducta de las personas.