‘Atentan’ contra el Cine Juárez

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Ante la modificación de la fachada del ex Cine Juárez para la apertura de una tienda de telas, ciudadanos y autoridades piden la intervención de organismos nacionales para la protección del edificio histórico; la obra ya fue clausurada pues además violenta la declaratoria de emergencia sanitaria.
Sin permiso de la dirección de Obras Públicas, se efectuaron trabajos de remodelación al interior y exterior del edificio, por este motivo, personal jurídico del Ayuntamiento procedió a la clausura, instalando sellos y acordonaron el lugar.
Este año el cine cumplió 71 años de su edificación; su arquitectura con rasgos de la cultura musulmana llamada también arte andalusí, es única en Veracruz, de ahí la preocupación por la preservación del lugar, herencia de los mendocinos.
Aunque el edificio no alcanza los 100 años para ser protegido por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, ciudadanos piden la intervención de dicho organismo para que su recuperación esté encaminada a su conservación, además para que sea contemplado por el Instituto Nacional de Bellas Artes.
El exCine Juárez es un emblema cultural del sindicalismo, pues su construcción fue
financiada con recursos del salario que descontaban a los obreros de la fábrica textil Santa Rosa.
Los actuales propietarios no han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento local, quien pretende adquirir el inmueble para su recuperación y convertirlo en un recinto cultural, negociando los propietarios con otras cadenas comerciales, optando por transformarlo en una tienda de telas.
La clausura contempla la violación a la declaratoria de emergencia emitida por el gobierno federal, estatal y local; según se sabe, existe un número importante de personas trabajando al interior sin las debidas precauciones sanitarias que demanda la contingencia.
Los documentos colocados, informan sobre la prohibición para ejercer actividad que ponga en riesgo la salud de los ciudadanos; a fin de que el responsable de la obra corrija la situación.
Sin embargo, la ciudadanía no minimiza la remodelación, con uso de materiales y movilidad de escombro que a molestado a los sectores que exigieron al Ayuntamiento agilizar su recuperación, además de solicitar la intervención de INAH y el INBA.