A la alza un 55% compras en línea

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Para evitar salir de casa y evitar aglomeraciones, el 55 por ciento de los mexicanos están realizando compras por internet durante la etapa de confinamiento por la cuarentena del Covid-19.

Lo anterior, fue dado a conocer por la Asociación Mexicana de Venta Online, en su Reporte 2.0 Impacto Covid-19 en Venta Online México; donde además señala que dentro de las categorías de productos que más nuevos compradores online está generando son Supermercado, Moda, Comida a domicilio, Medicamentos y Mascotas.

Mientras que del lado de servicios, destacan Servicios Bancarios, Telefonía móvil, pago de servicios y sitios de Entretenimiento.

El estudio revela que casi ocho de cada diez consumidores mexicanos está siguiendo las recomendaciones de quedarse en casa; y quienes no han podido hacerlo es porque su trabajo no se los ha permitido.

En tanto, cuatro de cada diez consumidores se siente preparado para enfrentar esta cuarentena, siendo las preocupaciones más importantes la pérdida de ingresos por no poder trabajar y el riesgo a contagio.

Sin embargo, cinco de cada diez consumidores piensa gastar más o de igual manera en productos y servicios en general durante esta época. El 51 por ciento comprará en ambos canales, tanto físico como digital, según disponibilidad, precio y ofertas que encuentran.

La tendencia de visitas para la categoría de Viajes continúa a la baja, este comportamiento derivado de la situación de la pandemia. Sin embargo, los servicios relacionados con entrega de comida muestran un incremento más notorio a partir del  anuncio de la Fase II en México.

Los consumidores han notado que, al comprar en línea debido a la pandemia, hay más envíos gratis, más opciones de entrega y más opciones de pago. También detectan que los costos y tiempos de entrega han disminuido, mostrando empatía por la situación. La confianza en el proceso de compra en línea muestra un incremento importante.

El consumidor mexicano está experimentando diferentes etapas para tomar las decisiones de compra, desde compras proactivas y reactivas para la prevención de contagio, evolucionando a una preparación para la vida en cuarentena antes de volver a la nueva normalidad.

Se detecta un incremento en compra de canasta de despensa pandémica, donde la despensa básica, de productos de higiene, así como productos enlatados y para almacenamiento toman fuerza. Debido a este cambio de hábitos, se generó una “economía en casa” donde el consumidor comienza a complementar su vida diaria en el hogar.