Fortalece tu organismo contra el coronavirus

 

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Para reforzar el sistema inmunológico ante un posible contagio del covid-19 es necesario alcalinizar el organismo, reactivar la vitamina D y consumir té de manzanilla o ajo, entre otras medidas básicas y al alcance de todos, recomendó el químico bacteriólogo y parasitólogo con especialidad en inmunología, Héctor Manuel Lammoglia Ruiz.
Frente a la pandemia que aumenta los casos de covid-19 y debido a que no existe todavía un tratamiento ni cura efectiva, dependemos de nuestro sistema inmune, que es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones.
La misión final del sistema inmune es combatir y destruir organismos infecciosos invasores, los que podrían causarnos daño, que podemos reforzar con una dieta saludable, evitar el estrés, dormir las horas que corresponden, No consumir alcohol, tabaco, drogas ni sustancia tóxicas, pero también puede añadir otras medidas.
Héctor Manuel Lammoglia, experto en inmunología, indicó que existen prácticas sencillas para proteger nuestras defensas entre la que destacó la de alcalinizar el organismo consumiendo una mezcla de té de manzanilla, té verde y té de diente de león y tomarlo de cuatro a cinco veces al día.
“Y a toda el agua que tomes agregar bicarbonato, eso es importante; todos los líquidos, por ejemplo agua de limón se le pone bicarbonato y no cambia el sabor y si ayuda mucho por la alcalinizada. El virus, a la hora que se adquiere, incluso varios días después, con eso se elimina, con la alcalinizada”, recalcó.
Reveló que otro producto que sirve para alcalinizar el organismo e intensificar el sistema inmune es el aguacate, así como tomar bebidas calientes, esto sin olvidar la protección sanitaria y el uso de tapabocas.
“La enfermedad no depende del portador sino de los receptores y si uno tiene su nivel inmunológico adecuado se llaman inmunoglobulinas que son las verdaderas defensas del organismo”.
Mencionó que otro elemento a considerar es la vitamina D, la cual se puede adquirir de forma natural en la exposición de la piel en el día, ya que el cuerpo forma la vitamina D naturalmente después de la exposición al sol.