Historia futbolera

Mary Chuy Rodríguez

El Mundo de Orizaba

Balones de cuero, fotografías, trofeos de diferentes épocas, primeros informes de partidos, los futbolistas de la región más destacados y algunos de los registros del por qué se considera que Orizaba es la verdadera cuna del balompié mexicano, es parte de lo que hay en el Museo del Futbol, que se ubica en el Palacio de Hierro.

Actualmente cerrado debido a la pandemia del covid-19, las cerca de 100 piezas que constituyen este museo aguardan el regreso de los turistas, pues a decir de Selene Sandoval, una de las guías que reciben a quienes llegan, es visitado muy frecuentemente.

La colección es un préstamo de los directivos de la Asociación Deportiva Orizabeña ADO, quienes firmaron un acuerdo con autoridades municipales, para que pudieran ser expuestas por tiempo indefinido.

El museo fue fundado en el 2009, aunque ha sufrido algunas modificaciones en ese tiempo, pues fotografías así como piezas, han sido retiradas para ser entregadas a sus dueños.

Una de las salas del Palacio de Hierro es la sede de este museo que cuenta con una línea de tiempo en la que se narran los sucesos más importantes, como desde 1873 con el desarrollo del ferrocarril a la región con la ruta Veracruz – Ciudad de México, comenzó la transformación industrial y la llegada de trabajadores extranjeros.

Se cuenta que la fundación de la fábrica del Yute, en 1894, fue el inicio prácticamente de la historia del futbol, pues los ingleses aprovechaban su tiempo de descanso para divertirse de esta forma, bajo la mirada de asombro de los orizabeños que prácticamente desconocían el deporte.

En 1898 se funda lo que es el primer equipo en la ciudad, el Orizaba Atlétic Club, el cual fue conformado por extranjeros, quienes en 1902 compiten en el Primer Campeonato Nacional de Futbol, donde Pluviosilla se queda con el título tras medirse a cinco equipos de Pachuca y la Ciudad de México.

En una de las vitrinas se pueden ver los archivos de las tablas de posiciones de como fueron avanzando, además del trofeo que recibieron, las fichas que utilizaron así como las hojas de registro de los partidos.

La línea del tiempo también habla de conjuntos trascendentales como la Asociación Deportiva Orizabeña (ADO) que surgió en 1916 y cómo en 1928 en las Olimpiadas de Ámsterdam participan los futbolistas orizabeños Juan Terrazas, Ernesto Sota y Luis “El Gran Oso” Cerrilla.

Además de que en 1929 el ADO se convierte en campeón nacional de un torneo de la SEP.

Lo profesional

   Para el año 1932 se inaugura la Unidad Deportiva Moctezuma, posteriormente, en 1943 se juega el primer partido profesional en la ciudad entre Moctezuma y América, donde destaca “El Carnes” Muñoz, concluyendo en 1973 con la creación de la Liga orizabeña de futbol ante la notaria 11 de la ciudad.

Complementos 

Una pequeña cancha sintética, algunos recortes de periódicos y programas de cuando el Club Barcelona vino la región a jugar en la época antigua, son otras cosas que hay en esta galería que es una excelente opción para todos los amantes del balompié o aquellas personas que deseen aprender más sobre este, el deporte más practicado en todo el mundo.

Leyendas

También en la exposición se puede ver una pared que tiene importantes leyendas del fútbol en Orizaba, siendo de las más recientes Pedro Osorio Nicolás. También se muestran uniformes del Orizaba Athletic Club, el ADO y el club Moctezuma.