Ejecutan a dos; uno es decapitado

Alex Villanueva
Leobardo Lima
Diario El Mundo

Ayer, en la zona centro se registraron dos ejecuciones: en Cuichapa un hombre que estaba desaparecido fue hallado decapitado en un camino de terracería que comunica con Tezonapa. Mientras que en Acultzingo, a un costado de la carretera federal, fueron halladas cuatro bolsas negras que contenían los restos de un joven.

‘Levantado’
Ayer alrededor de las 07:00 horas en una terracería que comunica a Cuichapa con Tezonapa, una familia circulaba en una camioneta cuando vieron el cadáver entre unos cañales, a la altura de Toluquilla.
Las personas siguieron su camino e informaron a las autoridades, por lo que elementos de la Policía Municipal acudieron al punto, confirmaron el reporte y acordonaron la zona.
En el lugar se encontraba la cabeza y el resto del cuerpo por separado, con las manos atadas hacia atrás, de Adrián Bárcenas Rosas, de 33 años, quien según las indagatorias, fue privado de su libertad el pasado jueves por la noche en Cuichapa.
Se conoció que al lugar arribaron familiares de la víctima, quienes lo buscaban desde esa misma noche en que se lo llevaron de su domicilio.
Los agentes de la Policía Ministerial dialogaron con dos familiares e iniciaron la carpeta de investigación, en la cual fue descartado un presunto secuestro.
Tras el hallazgo surgió el rumor de que en la zona había otro hombre muerto, sin embargo, fue descartado por las autoridades.

Descuartizado
Por otro lado, cuatro bolsas negras que contenían restos de un hombre de aproximadamente 25 años, fueron halladas a un costado de la carretera federal Acultzingo-Tehuacán, a la altura de Aguachinola, en Tecamalucan.
De acuerdo al reporte de las autoridades, ayer alrededor de las 10:00 horas, algunos vecinos descubrieron las bolsas negras de plástico.
Inmediatamente alertaron a oficiales de la Fuerza Civil, quienes al confirmar el reporte acordonaron el lugar y solicitaron la presencia de la Policía Ministerial y los forenses de la Fiscalía Regional.
Las cuatro bolsas fueron trasladadas al Servicio Médico Forense en Orizaba, a la espera de que sean identificados los restos de un hombre que tenía varios tatuajes.