Va en aumento la corrupción, opinan sectores

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Aún cuando el Gobierno federal ha tomado como bandera política el combate a la corrupción, esto no se ha visto reflejado en la administración de Andrés Manuel López Obrador, por el contrario, en su primer año, los costos de la corrupción aumentaron en un 64.1 por ciento más en comparación con el 2017.

De acuerdo a datos de la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) 2019 la percepción sobre la frecuencia de actos de corrupción en instituciones de gobierno se redujo, al pasar de 91.1 por ciento en 2017, a 87 por ciento en 2019.

Sin embargo, el costo de la corrupción por persona en la realización de pagos, trámites o solicitudes de servicios públicos y otros contactos con autoridades fue de 3 mil 822 pesos en 2019, mientras que en 2017 era de 2 mil 450, lo que representa un incremento del 56 por ciento.

Mientras que a nivel nacional, el incremento fue del 64.1 por ciento, es decir, el costo por la corrupción para los ciudadanos que acudieron a realizar algún trámite o solicitar un servicio en una oficina pública fue de 12 mil 770 millones de pesos, 64.1 por ciento más que en 2017.

El trámite con mayor porcentaje de experiencias de corrupción durante 2019 fue el contacto con autoridades de seguridad pública con 59.2 por ciento, seguido de otros trámites con el 44.9 por ciento; así como los trámites relacionados con lapropiedad con 25 por ciento. Además, trámites ante el ministerio público con un 24.8 por ciento; trámites municipales 22.2 por ciento; trámites en juzgados o tribunales en un 16.4 por ciento; por citar algunos.

La tasa de prevalencia de corrupción se incrementó de 14 mil 635 víctimas por cada 100 mil habitantes en 2017, a 15 mil 732 en 20193. Al igual que la tasa de incidencia, pasó de 25 mil 541 actos de corrupción por cada 100 mil habitantes en 2017 a 30 mil 456 en 2019.

“Se combate con acciones”

La corrupción no se combate con un discurso, sino con un plan estratégico y acciones contundentes, coincidieron líderes de sectores.

El empresario Omar Kuri Ceja, integrante de Concanaco, señaló: “La corrupción no se combate con discursos, sino con acciones y programas eficaces”.

Dijo que lamentablemente en México lo complejo que llegan a ser los trámites burocráticos influyen en  caer en corrupción.

Señaló que es muy importante seguir trabajando en la mejora regulatoria que simplifica los trámites e incluso impulsar la automatización de los trámites para hacerlos en línea y evitar el uso de ventanillas.

Por su parte, el abogado Juan Oropeza, integrante del Colegio de Abogados de Orizaba-Altas Montañas señaló que el discurso de que se va combatir la corrupción no es suficiente, se requieren acciones que frenen estos procesos.

Indicó que el actual Gobierno maneja el discurso de que se combate la corrupción, pero la realidad es otra y muy ajena a lo que se vive.

Detalló que un ejemplo reciente y actual, es el recurso económico que sería destinando en Veracruz a la lucha y atención contra el Covid-19. Ese dinero, según lo dicho por la diputada Marijose Gamboa, no aparece, no se ha aplicado ni se conocer dónde está.

Los ciudadanos padecen cada día actos de corrupción para hacer trámites o procesos, lo cual ha venido en aumento, sin que la autoridad verdaderamente pueda tener un control sobre ello.