Un futbol sin afición

Agencias

Ricardo Cortés Alcalá, Titular de la Dirección General de Promoción de la Salud, comentó que la decisión de cancelar el Clausura 2020 es responsabilidad de la Liga MX y no depende de las recomendaciones de la Secretaría de Salud. Pero al mismo tiempo ha dejado en claro que el aficionado podría volver hasta el próximo año.
El propio director de Promoción de la Salud del gobierno federal, Ricardo Cortés, explicó al portal deportivo mediotiempo.com que el futbol mexicano podría volver a puerta cerrada una vez que la tendencia de contagios esté a la baja, lo cual se espera suceda alrededor de julio.
El funcionario mencionó que antes de eso los futbolistas podrían empezar a entrenar, siempre y cuando estén vigilados sanitariamente y sin contagios, si bien en Torreón este miércoles se conoció que ocho futbolistas del primer equipo dieron positivo a Covid-19, aunque son asintomáticos.
“Vigilando su salud pueden regresar a las canchas a entrenar a puerta cerrada, solo la gente necesaria para el trabajo y después pensar en retornar a la competencia probablemente en el mes de julio”, apuntó.
Si bien el gobierno federal le pidió a los clubes de la Liga MX que se fijen en el semáforo de sus localidades, el doctor Cortés recomienda que los aficionados al futbol vayan a los estadios hasta 2021, una vez que exista “inmunidad de rebaño”, es decir, cuando sean menos personas las propensas a contagiarse porque ya habrán sufrido la enfermedad y serán inmunes.
“Depende de la situación que tengamos, pero si al 2021 ya existe la inmunidad de rebaño con el virus será una buena medida esperar hasta entonces y mientras tanto jugar a puerta cerrada, si es que así conviene a los dueños de los equipos”, consideró.
Además, mencionó que es importante jugar a puerta cerrada porque de lo contrario no solo favorecerían los contagios entre la afición local, también el desplazamiento de fanáticos visitantes a otras ciudades.
Cortés se refirió a la posibilidad de que el torneo se reanude con todos los equipos en una sola ciudad. Sin embargo, recordó que aún así sería importante jugar a puerta cerrada.
“Si se juega a puerta cerrada en dos o tres estadios como cuentan algunas ciudades, como Guadalajara, es una buena forma, pero qué pasaría si por tener un semáforo verde, a lo mejor en un América contra Cruz Azul habrá gente de la Ciudad de México que querrá ir allá a ver a su equipo; podrían estar enfermas y llevar la enfermedad a esa ciudad”, añadió.
“Cada estado tienen un comportamiento diferente de la epidemia y si decimos octubre (reabrir a la gente), por ejemplo, sería un error porque no sabemos si en ese mes la epidemia va a estar como en la ciudad de México y entonces así tendrá que restringir la actividad”, sentenció.

¿Y LA
NUEVA
LIGA?
En septiembre de 2020 la nueva liga profesional espera poder arrancar su campeonato. Sin embargo, podría aplazarse hasta el 2021, cuando sea seguro que puedan regresar los aficionados al estadio.