Lo asesina su cuñado

Leobardo Lima
Diario El Mundo

Orizaba.- Un hombre que fue baleado por su cuñado murió cuando era atendido en el hospital del ISSSTE; de acuerdo a las primeras indagatorias, el presunto homicida llegó hasta el domicilio de la víctima para reclamarle por las golpizas que le daba a su hermana.
Los hechos ocurrieron en el retorno 1 de la unidad habitacional Quetzalcóalt, en donde hubo un despliegue de policías para acordonar la zona y buscar al responsable, el cual escapó en compañía de su hermana, sin que hasta anoche hayan sido localizados.

El homicidio
De acuerdo a los primeros reportes de las autoridades, este crimen ocurrió ayer alrededor de las 11:00 de la mañana, cuando el hoy finado, Andrés Gómez Sánchez, de 46 años de edad, se encontraba en el interior de una vivienda que se ubica en la Segunda Privada de Nezahualcóyotl y calle Quetzalcóatl, de la colonia El Espinal.
Minutos después llegó el que sería su victimario acompañado de su hermana, una joven que era pareja de Andrés y con quien vivía en esa casa. El presunto homicida comenzó a discutir a gritos con Andrés, porque golpeaba a su hermana, por lo que le exigió abandonar la casa.
Andrés salió a un terreno y ambos sostenían una acalorada discusión, cuando el agresor sacó una pistola y le disparó a quemarropa, logrando herirlo en un brazo y en el torax, perforándole un pulmón, por lo que cayó gravemente herido. El homicida y la joven salieron del lugar, y escaparon en un vehículo no identificado.
Lo trasladan vivo
Vecinos que escucharon la detonación llamaron al 911 para pedir el apoyo de paramédicos, por lo que elementos de Protección Civil arribaron al lugar de la agresión y luego de estabilizarlo fue canalizado al hospital del ISSSTE en esta ciudad, donde la víctima falleció cuando recibía las primeras atenciones en el área de urgencias.
Ante esto, forenses y detectives de la Policía Ministerial acudieron al hospital y procedieron a dar fe de la muerte del comerciante, y su cuerpo fue enviado al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de rigor.