Fomenta la región diversidad agrícola

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- Para concientizar a la población sobre la importancia de la diversidad biológica y así lograr su conversación, cada año el 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica.

La diversidad biológica permite alimento para las diferentes especies; los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unas 3 mil millones de personas.

Más del 80% de la dieta humana está compuesta por las plantas y se estima que el 80% de las personas que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo, dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas para la atención básica de la salud.

“A pesar de los avances tecnológicos que facilitan la vida, dependemos por completo de ecosistemas saludables si queremos disponer de agua, alimentos, medicamentos, ropa, combustible, vivienda, energía, etc.”

“Es triste ver el daño en Madagascar, la Amazonia, en nuestro alrededor hay contaminación, deforestación y esto traerá graves consecuencias a la humanidad, tal es el caso de la pandemia que estamos viviendo, no valoramos los beneficios de diversidad, es urgente cuidar nuestro planeta”, agregó el coordinar de Protección Ambiental del Ayuntamiento de Ciudad Mendoza, Francisco Moreno Carbajal.

Frena a campesinos

la falta de apoyos

En ocasiones para favorecer la diversidad agrícola e impulsar el desarrollo de las producciones de las zonas de cultivo, existen algunos retos y barreras que van encontrando los campesinos.

Uno de esto, es la limitante para acceder a programas federales para recibir semillas, asesoría técnica sobre los cultivos que son factibles según suelo y clima, tecnificación, elaboración de composta, entre otros beneficios.

No son contemplados para la romper la barrera de los monocultivos o para conformar una o ser parte de una Unidad de Riego debido a que no cuentan con escrituras de sus predios.

Así lo explicó Emilio Jesús Rodríguez Escalante, integrante del Distrito 05 de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Recursos, Pesca y Alimentación.

“El problema es falta de la documentación legal de los predios, esto abunda y es una limitante, esta área le corresponde a los Ayuntamientos apoyar a los campesinos para que puedan acceder a los programas federales.

Los consejos municipales, Fomento Agropecuario y el Ayuntamiento deben trabajar para que los campesinos obtengan mejores beneficios”.

Trabajan en la región

29 unidades de riego

Las Unidades de Riego (Urderales), cuya fuente de abastecimiento son las aguas subterráneas, permiten la producción agrícola en la región, son concesiones en cada municipio que benefician a cientos de agricultores.

Mediante pozos, que se han realizado muchas veces con técnicas rudimentarias, se lleva el líquido a los campos de cultivo, todo ello gracias a la diversidad biológica.

La Unidades de Riego aprovechan el agua, mediante construcción de tanques de almacenamiento, pozos, aprovechamiento del agua superficial, plantas de bombeo, se puede utilizar mejor el agua para la producción agrícola.

En seis municipios de la región con potencial agrícola, existen 29 urderales, ocupan una superficie de 1 mil 935 hectáreas con 2 mil 247 usuarios; Acultzingo destaca.

Ciudad Mendoza sólo cuanta con dos unidades de riego, con 88. 00 hectáreas que alberga a 66 usuarios, de la región es el que menos unidades, productores y hectáreas tiene.

Maltrata tiene 9 unidades de riego en 167. 82 hectáreas con 528 productores, es el segundo municipio con usuarios de sistema de riego.

Aunque en el municipio de Aquila sólo hay una unidad de riego, cuenta con 108.59 hectáreas  y 487 productores; Orizaba es otro municipio con sólo una unidad, 103.00 hectáreas y 86 productores.

En tanto que en el municipio de Nogales existen unos 98 productores que ocupan 152.10 hectáreas y 5 unidades de riego.

Acultzingo es líder, con 982 productores establecidos en 1 mil 314. 84 hectáreas que utilizan 11 unidades de riego para el desarrollo rural.

Diferentes frutos, hortalizas, producción de forraje, floricultura y semillas son cultivadas gracias a los sistemas de riego, la mayoría utiliza técnicas poco avanzadas, pero que han permitido a los productores resultados favorables.

“El potencial agrícola y forestal de la zona, está presente, en ocasiones no hay suficiente visión del productos o no cuentan con la asesoría y acompañamiento técnico para tener mejores proyectos, sin embargo, se están impulsando los programas de Bienestar para el campo para que el próximo año tengan mejores oportunidades y así poder incorporar a más campesinos para incorporarlos a la cadena productiva”, mencionó Emilio Jesús Rodríguez Escalante, integrante del Distrito 05 de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Recursos, Pesca y Alimentación.

Buscan autoridades

frenar monocultivos

La diversidad agrícola es indispensable para la seguridad alimentaria, la nutrición humana y para mejora de los medios de vida rurales.

“De esta riqueza natural subsistimos, tenemos alimentos pero si no respetamos a la naturaleza, la forma de vida como la conocemos cambiará debido a las consecuencias por el daño que el hombre provoca al planeta”.

El agua es fundamental para la producción de los cultivos; el hombre a buscado diferentes métodos para llevarla a sus zonas de cultivo y así tener producción todo el año, produciendo diferentes frutos y semillas.

Los métodos para el uso del agua en el campo, permiten que los agricultores cuenten con sistemas de riego cada vez más eficientes y menos agresivos para la diversidad.

Pues en la agricultura por el impulso de fertilizantes, sustancias para el combate de especies, los monocultivos y el obsoleto uso de sistemas de riego, pueden ser factores que pueden amenazan la biodiversidad.

Es por ello que en años recientes con la implementación de nuevas técnicas de cultivo, se pretende preservar la diversidad de la agricultura, eliminando los monocultivos para la preservación de los diferentes tipos de semillas y frutos nativos.

Una de las apuestas es crear zonas forestales, que fortalezcan los mantos freáticos, los sistemas de riego y el flujo en los nacimientos de agua, dado que los árboles permiten una importante captación de agua; con la siembra de árboles frutales y maderables, el agua para las zonas agrícolas mejorará la diversidad.