Enfrenta don Aristeo al covid por necesidad

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Paso del Macho.- Aristeo Cuello, tiene 88 años de edad, vive solo y presenta varias enfermedades crónicas, forma parte de la población vulnerable para contraer Covid 19, sin embargo no puede quedarse en casa, pues vive al día con los cien pesos que gana diariamente con la venta de dulces en la vía pública.
Desde hace setenta años coloca su puesto en calles del centro del municipio, todos los días se traslada en transporte público de la comunidad de Potrero a Paso del Macho, no porta ninguna medida de seguridad para evitar ser contagiado por Coronavirus, aseguró que no puede quedarse en casa, debido a que requiere dinero para sobrevivir, pues no tiene familiares que lo apoyen económicamente.
“Se del peligro que corro de contagiarme al salir a la calle, no me puedo quedar en casa necesito comer y pagar mis gastos, estoy enfermo pero no por eso voy a dejar de salir a vender mis dulces, con la ayuda de Dios no me pasará nada, soy una persona que no me puedo quedar encerrado, nadie me regala nada”, señaló el señor a quien conocen casi todos en la zona y describen como un hombre trabajador.
No portar cubrebocas, esta en contacto con decenas de personas y no utiliza gel antibacterial, no los adquiere por el costo que le generaría y sus ingresos son bajos para comprarlos, por lo que su única medida de prevención de contagio es no saludarse de mano con sus clientes.
Durante su juventud dijo quealternaba la venta de dulces con la siembra de cultivo de caña por las tardes, sin embargo el cansancio por la edad lo obligó a laborar cinco horas al día en la venta de dulces donde percibe ganancias menores a los cien pesos diarios que utiliza para la compra de alimentos y pago de trasporte, aunque sus clientes lo exhortan que se retire a su casa a descansar durante la cuarentena, dice que no tiene recursos para subsistir.