Suben crímenes contra mujeres en pandemia

dav

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Al menos 18 mujeres han sido asesinadas en Veracruz; de las cuales, tres son de la región de Orizaba y una de la Sierra de Zongolica.
Lo anterior fue dado a conocer por las integrantes del Colectivo Feminista Cihuatláhtolli y Marea Verde Altas Montañas, quienes informaron sobre la violencia en contra de las mujeres durante la etapa de confinamiento de la pandemia.
De las mujeres asesinadas, en 9 casos se documentó que fue dentro de su domicilio; y a dos de ellas, quien les quitó la vida fue su pareja sentimental; mientras que una de ellas había sido reportada como desaparecida día antes de ser encontrada asesinada.
Informaron que a esto se le suma que dos mujeres de las regiones de Córdoba y Orizaba, tomaron la decisión de quitarse la vida.
El último caso que se documentó fue el del pasado 18 de mayo, cuando una discusión entre una pareja terminó con la mujer herida de un balazo en el pie.
En rueda de prensa, Luz María Reyes Huerta, señaló que estas cifras de violencia contra la mujer en la región de Orizaba corresponden al periodo del 17 de marzo a la fecha; el 17 de marzo se decretó en el país en el estado la emergencia sanitaria por el Covid-19, ordenándose el confinamiento social y el cierre de diversas actividades comerciales, laborales e instancias de justicia.
Señaló que esta de confinamiento social, además de un gran impacto económico en los hogares de las jefas de familia, donde incluso algunos se quedaron sin empleo, se suma mayor carga laboral en casa, y un incremento en un mayor índice de violencia hacia ellas y sus hijos.
La Organización Naciones Unidas estima que la violencia en contra de las mujeres aumentado en un 60% durante esta etapa de confinamiento. Un promedio de 155 mujeres son violentadas a cada hora en el país, según la estadística del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Por su parte, Maricruz Jaimes García, señaló que las mujeres que están enfrentando violencia durante esta pandemia, tienen que recorrer un camino aún más tortuoso para denunciar a su agresor. Y es que la fiscalía cuenta con personal muy limitado, donde la mujer violentada únicamente podrá presentar la denuncia, cargando hasta 5 horas para poder interponerla; sin poder lograr la aplicación de medidas preventivas.
Por su parte, Karely Portela Ferreira indicó que por esta pandemia también se han paralizado los procesos, principalmente relativos a juicios sobre la guarda y custodia de los hijos e hijas de las mujeres.
Esta situación representa una violación a los derechos humanos porque el Estado no ha implementado estrategias eficientes que permitan el uso de la tecnología o plataformas virtuales que permitan la realización de una audiencia convivencia o que los jueces puedan resolver la problemática.