Suman 130 muertos por alcohol adulterado

AGENCIAS

Más de 130 personas mueren en cinco estados por alcohol adulterado. Los casos se han registrado en los últimos días en Jalisco, Puebla, Morelos, Veracruz y Yucatán, donde, de acuerdo con los reportes de las autoridades, los pobladores compraron las bebidas de forma clandestina.

Puebla
El gobierno estatal informó el pasado jueves que, por consumo de alcohol adulterado, hasta ahora suman 60 decesos en los municipios y juntas auxiliares de: Chiconcuautla, Chignahuapan, Xochitlán Todos Santos, Zacatlán, Huaquechula, San Francisco Totimehuacán y San Miguel Canoa. Puebla es el estado que más fallecimientos acumula por intoxicación por alcohol adulterado.
En un comunicado, las autoridades de salud del estado informaron sobre el decomiso de más de 200 litros de alcohol que simulaba destilado de agave.
El gobierno de Puebla afirmó que tanto la Fiscalía y la Secretaría de Salud local investigan los hechos para castigar a los responsables.

Morelos
En el estado de Morelos se han registrado 29 muertes en varias comunidades de los municipios de: Axochiapan, Jonacatepec y Telixtac.
De acuerdo con las primeras investigaciones, las muertes habrían sido ocasionadas por el consumo de un tipo de mezcal llamado “Amargo”, que consumieron las víctimas entre el domingo 10 y el lunes 11 de mayo.
Una de las casas que vendió el mezcal adulterado -en Axochiapan- fue quemada por pobladores, dejando solo daños materiales.

Jalisco
En Jalisco, al menos 42 personas han muerto; seis decesos ocurrieron el 13 de mayo y 11 este fin de semana.
De acuerdo con la Secretaría de Salud estatal, otras 60 personas – de 18 a 60 años- requirieron hospitalización urgente. La dependencia informó que se abrió una investigación y continúa en la búsqueda de nuevos casos.

Yucatán
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) confirmó el domingo la muerte de tres personas, de un total de 11 que fueron ingresadas al Hospital Rural Número 59 en Acanceh por intoxicación etílica.
Algunos vecinos de los afectados aseguraron que las 11 personas consumieron bebidas etílicas que consiguieron de forma clandestina al haber “ley seca” por la pandemia.