Creman a empleado y siguen laborando

De la Redacción

La secretaria general de los Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Fortín, Silvia Torres, comentó que como parte de las medidas sanitarias de los 57 empleados de base, dos grupos se retiraron a sus domicilios, primero fueron 18 por tener enfermedades degenerativas como diabetes, hipertensión, también por embarazo y mayores de 60 años y la segunda parte fue para disminuir el personal en oficinas.
“Los únicos que no se han ido y no creo que se vayan es Limpia Pública, ellos siguen trabajando con las medidas que se requieren para este caso. Al principio les pregunté a algunos porque me decían que no les daban ni cubre bocas ni guantes… Por ello mandé a comprar cubre bocas, más para los que están en cuadrillas”, dijo.
Respecto al deceso de Juan “N”, Torres confirmó que el mismo día que falleció su compañero fue cremado y entregado a sus deudos pero no les fue revelado cuáles fueron las causas de su muerte. Además, por la “urgencia” para incinerar los restos del ex trabajador, el Ayuntamiento solventó un monto de más de 14 mil pesos pero la plantilla de base tendrá que devolverlos al Municipio, mediante descuento a su nómina (un día de salario a cada uno).
“No tuvimos el enlace con la esposa pero el Ayuntamiento le ayudó a hacer los trámites para que le entregaran las cenizas porque no quisieron entregarle el cuerpo y se tenía que pagar una cantidad y nosotros entre todos los compañeros se la vamos a reintegrar al Ayuntamiento”, detalló.
En su caso, dijo que cuentan con el servicio médico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pero el Ayuntamiento fortinense solo se les apoya cuando el fallecido es un familiar directo del trabajador como padres, esposo (a) o hijos.